Declaración de integridad
Salmo de David.


1
Señor, yo me conduzco con integridad,
y en ti confío sin vacilar;
¡hazme justicia!
2
¡Ponme a prueba, Señor! ¡Examíname!
¡Escudriña mis anhelos y mis pensamientos!
3
Siempre tengo presente tu misericordia,
y jamás me aparto de tu verdad.
4
No convivo con gente falsa,
ni me junto con gente hipócrita.
5
Aborrezco las reuniones de los malvados,
y no tengo parte con ellos.
6
Señor, mis manos están limpias de pecado,
así que puedo acercarme a tu altar
7
y prorrumpir en cantos de alabanza
para contar todas tus maravillas.
8
Señor, yo amo la casa en que resides,
la mansión donde se posa tu gloria.
9
¡No me arrebates la vida
junto con los pecadores y asesinos!
10
¡Tienen la maldad en la punta de los dedos!
¡Su diestra está llena de sobornos!
11
Yo, en cambio, me conduzco con integridad;
¡sálvame y ten compasión de mí!
12
Plantado estoy en terreno firme,
y te bendigo, Señor, en las reuniones de tu pueblo.