Plegaria por la protección de Dios
Al músico principal.
En Neginot.
Masquil de David, cuando los zifeos fueron a decir a Saúl que David estaba escondido en su tierra.


1
Dios mío, ¡sálvame por tu nombre!
¡Defiéndeme con tu poder!
2
Dios mío, ¡escucha mi oración!
¡Presta oído a las palabras de mi boca!
3
Gente extraña se ha levantado contra mí;
gente violenta intenta matarme.
Dios mío, ¡son gente que no te toma en cuenta!
4
Pero tú, mi Dios, eres quien me ayuda;
tú, Señor, eres quien sustenta mi vida.
5
Por tu fidelidad, ¡destrúyelos!
¡Devuélveles el mal a mis enemigos!
6
Yo, Señor, te ofreceré sacrificios voluntarios,
y alabaré tu nombre, porque es bueno alabarte;
7
porque tú me has librado de toda angustia,
y con mis ojos he visto la ruina de mis enemigos.