Oración que pide misericordia en tiempos de prueba
Al músico principal.
En Neginot, sobre Seminit.
Salmo de David.


1
Señor, no me reprendas en tu ira;
no me castigues en tu enojo.
2
Señor, ten misericordia de mí, que estoy enfermo;
sáname, pues todos mis huesos se estremecen.
3
Señor, todo mi ser se halla alterado.
¿Hasta cuándo me responderás?
4
Hazme caso, Señor, y ponme a salvo;
por causa de tu misericordia, ¡sálvame!.
5
En la muerte, no hay memoria de ti;
en el sepulcro no hay quien te alabe.
6
Me estoy consumiendo de tanto llorar;
Todas las noches lloro amargamente
y baño con lágrimas mi lecho.
7
Cansados de sufrir están mis ojos;
mis adversarios los han hecho envejecer.
8
Ustedes los malvados: ¡apártense de mí,
que el Señor ha escuchado mis lamentos!
9
El Señor ha atendido mis ruegos
y ha aceptado mis oraciones.
10
Todos mis adversarios quedarán avergonzados;
¡huirán de pronto, totalmente humillados!