Confianza en la protección de Dios
Al músico principal.
Sobre Neginot.
Salmo de David.


1
Dios mío, ¡escucha mi clamor!
¡Atiende mi oración!
2
¡Clamo a ti desde los confines de la tierra,
pues ya mi corazón desfallece!
Llévame a una roca más alta que yo,
3
porqueeres mi refugio,
¡eres fuerte torre que me protege del enemigo!
4
Yo habitaré en tu templo para siempre;
bajo la sombra de tus alas estaré seguro.
5
Tú, Dios mío, has escuchado mis votos,
y has dado a los que temen tu nombre
la tierra que les prometiste.
6
Al rey le has concedido más días de vida,
y vivirá sus años de una a otra generación.
7
Siempre reinará delante de ti, Dios nuestro,
protegido por tu misericordia y tu verdad.
8
Y yo, siempre cantaré salmos a tu nombre,
y todos los días te cumpliré mis votos.