Súplica de liberación
Al músico principal.
Salmo de David.
Para conmemorar.


1
Dios mío, ¡dígnate ayudarme!
Señor, ¡ven pronto a socorrerme!
2
¡Que sean avergonzados y confundidos
los que buscan acabar con mi vida!
¡Que retrocedan en vergonzosa derrota
los que buscan hacerme daño!
3
¡Que sean derrotados por sus ofensas
los que se burlan de mí!
4
Pero que se alegren en ti todos los que te buscan;
que los que aman tu salvación digan siempre:
«¡Grande es nuestro Dios
5
Pero yo estoy pobre y afligido;
¡ven pronto, oh Dios, en mi ayuda!
Tu eres mi ayuda;
¡eres mi libertador!
¡No tardes, Señor!