Dominio y poder del Señor

1
¡El Señor reina!
¡Que se regocije la tierra!
¡Que se alegren las muchas costas!
2
¡El Señor está rodeado de densas nubes!
¡Su trono se basa en la justicia y el derecho!
3
¡Un fuego avanza delante de él,
que consumirá a los enemigos que lo rodean!
4
¡Sus relámpagos alumbran el mundo!
¡Al verlos, la tierra se estremece!
5
¡En presencia del Señor,
en presencia del Señor de toda la tierra,
los montes se derriten como cera!
6
Los cielos anuncian su justicia;
todos los pueblos contemplan su gloria.
7
¡Avergüéncense todos ustedes,
que rinden culto a las imágenes de talla!
¡Y ustedes, que se jactan de los ídolos!
¡Póstrense ante él todos los dioses!
8
Sión lo supo, Señor, y se regocijó;
las ciudades de Judá se alegraron por tus juicios,
9
porque tú, Señor, estás por encima de toda la tierra;
¡estás por encima de todos los dioses!
10
Ustedes, los que aman al Señor,
¡aborrezcan la maldad!
El Señor protege la vida de sus fieles,
y los libra del poder de los impíos.
11
La luz se difunde sobre los justos,
y alegra a los rectos de corazón.
12
Ustedes, los justos,
¡alégrense en el Señor y alaben su santo nombre!