Booz se casa con Rut

1
Booz se dirigió a la entrada de la ciudad, y allí se sentó.
En ese momento vio pasar al pariente del cual le había hablado a Rut, y le dijo:
«Hermano, ven y siéntate aquí conmigo
El pariente fue y se sentó.
2
Entonces Booz llamó a diez de los ancianos de la ciudad, y les dijo:
«Siéntense también con nosotros
En cuanto ellos se sentaron,
3
Booz le dijo a su pariente:
«Noemí ha vuelto de Moab, y vende una parte de las tierras que fueron de nuestro pariente Elimelec.
4
Creo conveniente que lo sepas, y te sugiero comprar sus tierras, teniendo como testigos a los aquí presentes, ancianos de mi pueblo.
Si quieres comprar, compra;
si no quieres comprar, dímelo, pues tengo que saberlo.
Y es que nadie más puede comprar sino sólo tú, y después de ti, yo.»
Y el pariente respondió:
«Está bien.
Compro el terreno
5
Entonces añadió Booz:
«Al comprar las tierras de Noemí, debes también tomar por mujer a Rut, la moabita que fue mujer del difunto, para que la posesión siga a nombre de su esposo muerto
6
Entonces el pariente respondió:
«Si es así, no puedo comprar las tierras, porque no quiero poner en riesgo mi heredad.
Compra tú.
Te cedo mis derechos
7
Desde hacía mucho tiempo, había una costumbre en Israel, que en una compra por rescate, una de las partes se quitaba su sandalia y se la daba al otro.
Con este acto se confirmaba el trato ante todo Israel.
8
Así que el pariente se quitó el zapato y le dijo a Booz:
«Tomaposesión de las tierras
9
Entonces Booz les dijo a los ancianos y a todo el pueblo:
«Ustedes son testigos de que hoy le compro a Noemí todo lo que fue de su esposo Elimelec, y de sus hijos Quelión y Majlón.
10
Además, tomo por esposa a la moabita Rut, que fue mujer de Majlón, para que la posesión siga a nombre de su esposo muerto, y su memoria no se borre de entre sus hermanos ni de su ciudad.
Ustedes son testigos hoy de este acuerdo
11
El pueblo y los ancianos que estaban a la entrada de la ciudad dijeron:
«Somos testigos.
Que el Señor permita que la mujer que llega a tu casa sea como Raquel y Lea, las cuales levantaron como pueblo a los israelitas.
Que seas tú un hombre ilustre y distinguido en Efrata y en Belén.
12
Que el Señor te conceda tener con Rut muchos hijos, como se los concedió a Fares, el hijo de Tamar y Judá
13
Así fue como Booz tomó a Rut por esposa, y se allegó a ella, y el Señor le concedió quedar embarazada y dar a luz un hijo.
14
Las mujeres le decían a Noemí:
«¡Alabado sea el Señor, que te concedió tener un nieto que te rescatara! ¡Su nombre será celebrado entre los israelitas!
15
Ese niño te infundirá nuevos ánimos, y te brindará apoyo en tu vejez.
Tu nuera, que te ama y dio a luz ese niño, es de más valor para ti que siete hijos
16
Noemí tomó al niño y lo puso en su regazo, y se encargó de criarlo.
17
Y las vecinas decían:
«Noemí ha tenido un hijo»
Y lo llamaron Obed.
Éste fue el padre de Yesé, que fue padre de David.
18
Éstas son las generaciones de Fares: Fares fue padre de Jesrón;
19
Jesrón fue padre de Ram, y Ram fue padre de Aminadab.
20
Aminadab fue padre de Nasón, y Nasón fue padre de Salmón.
21
Salmón fue padre de Booz, y Booz fue padre de Obed.
22
Obed fue padre de Yesé, y Yesé fue padre de David.