El rollo en vuelo

1
Levanté la mirada una vez más, y vi un rollo que volaba.
2
El ángel me preguntó:
«¿Qué es lo que ves?»
Y le respondí:
«Veo un rollo que vuela, de veinte codos de largo y diez codos de ancho
3
Entonces el ángel me dijo:
«Ésta es la maldición que caerá sobre toda la faz de la tierra.
Todo el que hurta será destruido (como está escrito de un lado del rollo);
y todo aquel que jura falsamente también será destruido (como está escrito del otro lado del rollo).
4
Yo he dejado caer esta maldición sobre la casa del ladrón, y sobre la casa del que en mi nombre jura falsamente;
y en medio de su casa permanecerá, hasta consumirla con sus maderas y sus piedras
Palabra del Señor de los ejércitos.


La mujer dentro de la medida

5
Luego el ángel que hablaba conmigo salió y me dijo:
«Levanta la vista ahora, y fíjate en lo que está saliendo
6
Yo dije:
«¿Qué cosa es?»
Y él me dijo:
«Esto que sale es una medida
Y añadió:
«Esta medida representa la iniquidad de ellos en toda la tierra
7
Entonces se levantó la tapa de plomo, y dentro de la medida estaba sentada una mujer.
8
El ángel dijo:
«Ésta es la Maldad
Y dicho esto, arrojó a la mujer dentro de la medida, y enseguida cubrió ésta con la tapa de plomo.
9
Levanté luego la mirada, y vi que dos mujeres salían, agitando el aire con sus alas, las cuales eran como de cigüeña.
La mujeres levantaron la medida entre la tierra y los cielos.
10
Yo le dije al ángel que hablaba conmigo:
«¿A dónde llevan la medida
11
Y él me respondió:
«La llevan a Babilonia, donde le edificarán un templo.
En cuanto lo edifiquen, pondrán la medida sobre una base