Descendientes de Isacar

1
Los hijos de Isacar fueron cuatro: Tola, Fúa, Jasub y Simrón.
2
Los hijos de Tola: Uzi, Refaías, Jeriel, Jahmai, Jibsam y Semuel, jefes de las familias de sus padres.
El número de los descendientes de Tola, en el tiempo de David, era de veintidós mil seiscientos hombres muy valerosos.
3
Hijo de Uzi fue Israhías;
y los hijos de Israhías: Micael, Obadías, Joel e Isías;
por todos, cinco príncipes.
4
Y había con ellos, según sus genealogías, por las familias de sus padres, treinta y seis mil hombres de guerra;
pues tuvieron muchas mujeres e hijos.
5
Sus hermanos de todas las familias de Isacar, contados todos por sus genealogías, eran ochenta y siete mil hombres valientes en extremo.


Descendientes de Benjamín

6
Los hijos de Benjamín fueron tres: Bela, Bequer y Jediael.
7
Los hijos de Bela: Ezbón, Uzi, Uziel, Jerimot e Iri;
cinco jefes de casas paternas, hombres de gran valor, y de cuya descendencia fueron contados veintidós mil treinta y cuatro.
8
Los hijos de Bequer: Zemira, Joás, Eliezer, Elioenai, Omri, Jerimot, Abías, Anatot y Alamet;
todos estos fueron hijos de Bequer.
9
Y contados por sus descendencias, según sus genealogías, los que eran jefes de familias resultaron veinte mil doscientos hombres valientes.
10
Hijo de Jediael fue Bilhán;
y los hijos de Bilhán: Jeús, Benjamín, Aod, Quenaana, Zetán, Tarsis y Ahisahar.
11
Todos estos fueron hijos de Jediael, jefes de familias, hombres muy valerosos;
en total eran diecisiete mil doscientos hombres que salían a combatir en la guerra.
12
Supim y Hupim fueron hijos de Hir;
y Husim, hijo de Aher.


Descendientes de Neftalí

13
Los hijos de Neftalí: Jahzeel, Guni, Jezer y Salum, hijos de Bilha.


Descendientes de Manasés

14
Los hijos de Manasés: Asriel, al cual dio a luz su concubina, la siria, la cual también dio a luz a Maquir, padre de Galaad.
15
Y Maquir tomó mujer de Hupim y Supim, cuya hermana tuvo por nombre Maaca;
y el nombre del segundo fue Zelofehad.
Y Zelofehad tuvo hijas.
16
Maaca, mujer de Maquir, dio a luz un hijo, y lo llamó Peres;
y el nombre de su hermano fue Seres, cuyos hijos fueron Ulam y Requem.
17
Hijo de Ulam fue Bedán.
Éstos fueron los hijos de Galaad hijo de Maquir hijo de Manasés.
18
Su hermana Hamolequet dio a luz a Isod, Abiezer y Mahala.
19
Los hijos de Semida fueron Ahián, Siquem, Likhi y Aniam.


Descendientes de Efraín

20
Los descendientes de Efraín: Sutela, Bered, Tahat, Elada, Tahat,
21
Zabad, Sutela, Ezer y Elad.
Pero los hijos de Gat, naturales de aquella tierra, los mataron, porque vinieron a tomarles sus ganados.
22
Efraín, su padre, hizo duelo por muchos días, y vinieron sus hermanos a consolarlo.
23
Después él se llegó a su mujer, y ella concibió y dio a luz un hijo, al cual puso por nombre Bería, por cuanto la aflicción había estado en su casa.
24
Seera, hija de Bería, edificó a Bet-horón de abajo y de arriba, y a Uzen-seera.
25
Descendientes de este Bería fueron Refa, Resef, Telah, Tahán,
26
Laadán, Amiud, Elisama,
27
Nun y Josué.
28
La heredad y habitación de ellos fue Bet-el con sus aldeas;
y hacia el oriente Naarán, y a la parte del occidente Gezer y sus aldeas;
asimismo Siquem con sus aldeas, hasta Gaza y sus aldeas;
29
y junto al territorio de los hijos de Manasés, Bet-seán con sus aldeas, Taanac con sus aldeas, Meguido con sus aldeas, y Dor con sus aldeas.
En estos lugares habitaron los hijos de José hijo de Israel.


Descendientes de Aser

30
Los hijos de Aser: Imna, Isúa, Isúi, Bería y su hermana Sera.
31
Los hijos de Bería: Heber y Malquiel, el cual fue padre de Birzavit.
32
Y Heber engendró a Jaflet, Somer, Hotam y Súa, hermana de ellos.
33
Los hijos de Jaflet: Pasac, Bimhal y Asvat.
Éstos fueron los hijos de Jaflet.
34
Los hijos de Semer: Ahí, Rohga, Jehúba y Aram.
35
Los hijos de Helem, su hermano: Zofa, Imna, Seles y Amal.
36
Los hijos de Zofa: Súa, Harnefer, Súal, Beri, Imra,
37
Beser, Hod, Sama, Silsa, Itrán y Beera.
38
Los hijos de Jeter: Jefone, Pispa y Ara.
39
Los hijos de Ula: Ara, Haniel y Rezia.
40
Todos estos fueron hijos de Aser, cabezas de familias paternas, escogidos, esforzados, jefes de príncipes.
Al ser contados, según los registros de sus genealogías, eran veintiséis mil hombres los que podían tomar las armas.