Pacto de Salomón con Hiram

1
Hiram, rey de Tiro, envió también sus siervos a Salomón, luego que oyó que lo habían ungido rey en lugar de su padre, pues Hiram siempre había amado a David.
2
Entonces Salomón envió a decir a Hiram:
3
«Tú sabes que mi padre David no pudo edificar una casa al nombre de Jehová, su Dios, a causa de las guerras en que se vio envuelto, hasta que Jehová puso a sus enemigos bajo las plantas de sus pies.
4
Ahora Jehová, mi Dios, me ha dado paz por todas partes, pues no hay adversarios ni males que temer.
5
Yo, por tanto, he determinado ahora edificar una casa al nombre de Jehová, mi Dios, según lo que Jehová dijo a mi padre David: “Tu hijo, a quien yo pondré en el trono en lugar tuyo, él edificará una casa a mi nombre.”
6
Manda, pues, ahora, que me corten cedros del Líbano;
mis siervos estarán con los tuyos y yo te daré por tus siervos el salario que tú digas, porque sabes bien que ninguno hay entre nosotros que sepa labrar la madera como los sidonios
7
Cuando Hiram oyó las palabras de Salomón, se alegró mucho y dijo: «Bendito sea hoy Jehová, que dio un hijo sabio a David como gobernante de este pueblo tan grande
8
Hiram envió a decir a Salomón: «He oído lo que me mandaste a decir: haré todo lo que te plazca acerca de la madera de cedro y la madera de ciprés.
9
Mis siervos la llevarán desde el Líbano al mar, la enviaré en balsas por mar hasta el lugar que tú me señales.
Allí se desatará y tú la tomarás.
Y tú cumplirás mi deseo al dar de comer a mi familia
10
Dio, pues, Hiram a Salomón toda la madera de cedro y la madera de ciprés que quiso,
11
mientras Salomón le daba a Hiram veinte mil coros de trigo y veinte coros de aceite puro para el sustento de su familia.
Esto entregaba Salomón a Hiram cada año.
12
Jehová, pues, dio a Salomón sabiduría como le había prometido.
Entre Hiram y Salomón hubo paz, e hicieron un pacto entre ambos.
13
El rey Salomón decretó una leva en todo Israel, la cual ascendió a treinta mil hombres,
14
que enviaba al Líbano por turnos cada mes, de diez mil en diez mil;
un mes estaban en el Líbano y dos meses en sus casas.
Adoniram estaba encargado de aquella leva.
15
Tenía también Salomón setenta mil que llevaban las cargas, y ochenta mil cortadores en el monte,
16
sin contar los principales oficiales de Salomón que dirigían la obra;
eran tres mil trescientos los que tenían a su cargo el pueblo que hacía la obra.
17
El rey mandó que trajeran piedras grandes, piedras costosas, para los cimientos de la Casa, y piedras labradas.
18
Los albañiles de Salomón, los de Hiram y los hombres de Gebal cortaron y prepararon la madera y la cantería para labrar la Casa.