La edificación del Templo

1
Comenzó Salomón a edificar la casa de Jehová en Jerusalén, en el monte Moriah, que había sido mostrado a David su padre, en el lugar que David había preparado en la era de Ornán, el jebuseo.
2
Y comenzó a edificar en el mes segundo, a los dos días del mes, en el cuarto año de su reinado.
3
Éstas son las medidas que dio Salomón a los cimientos de la casa de Dios: la longitud era de sesenta codos y la anchura de veinte codos.
4
El pórtico que estaba al frente del edificio era de veinte codos de largo, igual al ancho de la Casa, y su altura de ciento veinte codos.
Salomón lo recubrió por dentro de oro puro,
5
y techó el cuerpo mayor del edificio con madera de ciprés, la cual recubrió de oro fino, haciendo esculpir en ella palmeras y cadenas.
6
Recubrió también la Casa con un ornamento de piedras preciosas;
y el oro era oro de Parvaim.
7
Revistió, pues, la Casa, sus vigas, sus umbrales, sus paredes y sus puertas, con oro;
y esculpió querubines en las paredes.
8
Construyó asimismo el Lugar santísimo, cuya longitud era de veinte codos, de acuerdo al ancho del frente de la Casa, y su anchura de veinte codos.
Lo revistió de oro fino, el cual ascendía a seiscientos talentos.
9
Los clavos de oro pesaban de uno hasta cincuenta siclos.
También recubrió de oro los aposentos.
10
Dentro del Lugar santísimo hizo dos querubines de madera, los cuales fueron recubiertos de oro.
11
La longitud de las alas de los querubines era de veinte codos;
porque un ala era de cinco codos, y llegaba hasta la pared de la Casa, mientras la otra de cinco codos tocaba el ala del segundo querubín.
12
De la misma manera una ala del otro querubín era de cinco codos, la cual llegaba hasta la pared de la Casa, y la otra era de cinco codos, que tocaba el ala del otro querubín.
13
Estos querubines, cuyas alas extendidas medían veinte codos, estaban en pie con los rostros vueltos hacia la Casa.
14
Hizo también el velo de azul, púrpura, carmesí y lino, e hizo bordar querubines en él.


Las dos columnas

15
Delante de la Casa hizo dos columnas de treinta y cinco codos de altura cada una, con capiteles de cinco codos encima.
16
Hizo asimismo cadenas en el santuario y las puso sobre los capiteles de las columnas;
e hizo cien granadas, las cuales puso en las cadenas.
17
Colocó las columnas delante del Templo, una a la mano derecha y otra a la izquierda;
a la de la mano derecha llamó Jaquín y a la de la izquierda, Boaz.