Profecía contra el monte Seir

1
Vino a mí palabra de Jehová, diciendo:
2
«Hijo de hombre, pon tu rostro hacia el monte Seir y profetiza contra él,
3
diciendo: “Así ha dicho Jehová, el Señor:
»”He aquí, yo estoy contra ti, monte Seir;
extenderé mi mano contra ti
y te convertiré en un desierto desolado.
4
Tus ciudades asolaré,
quedarás desolado
y sabrás que yo soy Jehová.
5
»”Por cuanto tuviste enemistad perpetua y entregaste a los hijos de Israel al poder de la espada en el tiempo de su aflicción, en el tiempo en que su maldad fue consumada,
6
por eso, vivo yo, dice Jehová, el Señor, que a sangre te destinaré y sangre te perseguirá.
Porque no aborreciste la sangre, sangre te perseguirá.
7
Convertiré el monte Seir en desierto desolado, y eliminaré de él al que salga y al que entre.
8
Llenaré sus montes con sus muertos;
en tus collados, en tus valles y en todos tus arroyos caerán los muertos a espada.
9
Yo te pondré en perpetua desolación, y tus ciudades nunca más se restaurarán.
Y sabréis que yo soy Jehová.
10
»”Por cuanto dijiste: ‘Las dos naciones y las dos tierras serán mías, y tomaré posesión de ellas’, estando allí Jehová;
11
por eso, vivo yo, dice Jehová, el Señor, que yo haré conforme a tu ira y conforme a tu celo con que procediste, a causa de tus enemistades con ellos;
y seré conocido en ellos cuando te juzgue.
12
Y sabrás que yo, Jehová, he oído todas tus injurias que proferiste contra los montes de Israel, diciendo: ‘¡Destruidos son, nos han sido dados para que los devoremos!’
13
Y os engrandecisteis contra mí con vuestra boca, y multiplicasteis contravuestras palabras.
¡Yo lo oí!
14
Así ha dicho Jehová, el Señor: Para que toda la tierra se regocije, yo te convertiré en una desolación.
15
Como te alegraste sobre la heredad de la casa de Israel, porque fue asolada, así haré contigo: ¡asolado será el monte Seir, y todo Edom, todo él! Y sabrán que yo soy Jehová.”