Expulsión de las mujeres extranjeras

1
Mientras oraba Esdras y hacía confesión, llorando y postrándose delante de la casa de Dios, se reunió en torno a él una muy grande multitud de Israel, hombres, mujeres y niños;
y el pueblo lloraba amargamente.
2
Entonces Secanías hijo de Jehiel, de los hijos de Elam, tomó la palabra y dijo a Esdras: «Nosotros hemos pecado contra nuestro Dios, pues tomamos mujeres extranjeras de los pueblos de la tierra;
pero a pesar de esto, aún hay esperanza para Israel.
3
Ahora, pues, hagamos pacto con nuestro Dios de despedir a todas las mujeres y los nacidos de ellas, según el consejo de mi señor y de los que temen el mandamiento de nuestro Dios.
¡Que se haga conforme a la Ley!
4
Levántate, porque ésta es tu obligación, y nosotros estaremos contigo.
¡Anímate y pon manos a la obra
5
Entonces se levantó Esdras e hizo jurar a los principales sacerdotes y de los levitas, y a todo Israel, que harían conforme a esto;
y ellos lo juraron.
6
Se retiró luego Esdras de delante de la casa de Dios y se fue a la habitación de Johanán hijo de Eliasib;
pero no comió pan ni bebió agua, porque se entristeció a causa del pecado de los que habían regresado del cautiverio.
7
Después hicieron pregonar en Judá y en Jerusalén que todos los hijos del cautiverio se reunieran en Jerusalén;
8
y que el que no se presentara en el plazo de tres días, conforme al acuerdo de los jefes y de los ancianos, perdiera toda su hacienda y fuera excluido de la congregación de los que habían regresado del cautiverio.
9
Así todos los hombres de Judá y de Benjamín se reunieron en Jerusalén dentro de los tres días, a los veinte días del mes, que era el noveno mes;
y se sentó todo el pueblo en la plaza de la casa de Dios, temblando con motivo de aquel asunto, y a causa de la lluvia.
10
Entonces se levantó el sacerdote Esdras y les dijo:
Vosotros habéis pecado, por cuanto tomasteis mujeres extranjeras, aumentando así el pecado de Israel.
11
Ahora, pues, dad gloria a Jehová, Dios de vuestros padres, haced su voluntad y apartaos de los pueblos de las tierras y de las mujeres extranjeras.
12
Toda la asamblea respondió en alta voz:
Hágase conforme a lo que has dicho.
13
Pero el pueblo es muy numeroso y estamos en tiempo de lluvias;
además no podemos permanecer en la calle, ni es cuestión de un día ni de dos, pues somos muchos los que hemos pecado en esto.
14
Que sean nuestros jefes los que se queden en lugar de toda la congregación, y vengan en fechas determinadas todos aquellos que en nuestras ciudades hayan tomado mujeres extranjeras, acompañados de los ancianos y los jueces de cada ciudad, hasta que apartemos de nosotros el ardor de la ira de nuestro Dios a causa de esto.
15
Solamente Jonatán hijo de Asael, y Jahazías hijo de Ticva se opusieron a esto, y los levitas Mesulam y Sabetai los apoyaron.
16
Los que habían regresado del cautiverio actuaron de acuerdo con lo convenido.
Y fueron apartados el sacerdote Esdras y algunos jefes de familia, según sus casas paternas.
El primer día del décimo mes todos ellos, personalmente, se sentaron para examinar el asunto.
17
Y el primer día del primer mes terminaron el juicio de todos aquellos que habían tomado mujeres extranjeras.
18
Entre los hijos de los sacerdotes que habían tomado mujeres extranjeras, fueron hallados estos:
De los hijos de Jesúa hijo de Josadac, y de sus hermanos: Maasías, Eliezer, Jarib y Gedalías.
19
Estos levantaron su mano prometiendo que despedirían a sus mujeres, y presentaron como ofrenda de reparación por su pecado un carnero de los rebaños.
20
Entre los hijos de Imer: Hanani y Zebadías.
21
Entre los hijos de Harim: Maasías, Elías, Semaías, Jehiel y Uzías.
22
Entre los hijos de Pasur: Elioenai, Maasías, Ismael, Natanael, Jozabad y Elasa.
23
Entre los hijos de los levitas: Jozabad, Simei, Kelaía (este es kelita), Petaías, Judá y Eliezer.
24
Entre los cantores: Eliasib;
y de los porteros: Salum, Telem y Uri.
25
Entre los hijos de Israel:
De los hijos de Paros: Ramía, Jezías, Malquías, Mijamín, Eleazar, Malquías y Benaía.
26
De los hijos de Elam: Matanías, Zacarías, Jehiel, Abdi, Jeremot y Elías.
27
De los hijos de Zatu: Elioenai, Eliasib, Matanías, Jeremot, Zabad y Aziza.
28
De los hijos de Bebai: Johanán, Hananías, Zabai y Atlai.
29
De los hijos de Bani: Mesulam, Maluc, Adaía, Jasub, Seal y Ramot.
30
De los hijos de Pahat-moab: Adna, Quelal, Benaía, Maasías, Matanías, Bezaleel, Binúi y Manasés.
31
De los hijos de Harim: Eliezer, Isías, Malquías, Semaías, Simeón,
32
Benjamín, Maluc y Semarías.
33
De los hijos de Hasum: Matenai, Matata, Zabad, Elifelet, Jeremai, Manasés y Simei.
34
De los hijos de Bani: Madai, Amram, Uel,
35
Benaía, Bedías, Quelúhi,
36
Vanías, Meremot, Eliasib,
37
Matanías, Matenai, Jaasai,
38
Bani, Binúi, Simei,
39
Selemías, Natán, Adaía,
40
Macnadebai, Sasai, Sarai,
41
Azareel, Selemías, Semarías,
42
Salum, Amarías y José.
43
Y de los hijos de Nebo: Jeiel, Matatías, Zabad, Zebina, Jadau, Joel y Benaía.
44
Todos estos habían tomado mujeres extranjeras;
y algunas de sus mujeres habían dado a luz hijos.