Tola y Jair juzgan a Israel

1
Después de Abimelec, se levantó para librar a Israel Tola hijo de Fúa hijo de Dodo, hombre de Isacar, el cual habitaba en Samir, en los montes de Efraín.
2
Tola juzgó a Israel veintitrés años.
Murió y fue sepultado en Samir.
3
Tras él se levantó Jair galaadita, el cual juzgó a Israel veintidós años.
4
Tuvo treinta hijos, que cabalgaban sobre treinta asnos;
y tenían treinta ciudades, que se llaman las ciudades de Jair hasta hoy, las cuales están en la tierra de Galaad.
5
Murió Jair y fue sepultado en Camón.


Jefté libera a Israel de los amonitas

6
Pero los hijos de Israel volvieron a hacer lo malo ante los ojos de Jehová y sirvieron a los baales y a Astarot, a los dioses de Siria, a los dioses de Sidón, a los dioses de Moab, a los dioses de los hijos de Amón y a los dioses de los filisteos.
Abandonaron a Jehová y no lo sirvieron.
7
Se encendió entonces la ira de Jehová contra Israel, y los entregó en manos de los filisteos y de los hijos de Amón,
8
los cuales oprimieron y quebrantaron a los hijos de Israel en aquel tiempo durante dieciocho años, a todos los hijos de Israel que vivían en Galaad, al otro lado del Jordán, en tierra del amorreo.
9
Los hijos de Amón pasaron el Jordán para hacer también guerra contra Judá, contra Benjamín y contra la casa de Efraín, y sufrió Israel gran aflicción.
10
Entonces los hijos de Israel clamaron a Jehová, diciendo:
Nosotros hemos pecado contra ti, porque hemos dejado a nuestro Dios y servido a los baales.
11
Jehová respondió a los hijos de Israel:
—¿No habéis sido oprimidos de Egipto, de los amorreos, de los amonitas, de los filisteos,
12
de los de Sidón, de Amalec y de Maón? Y cuando clamasteis a mí, ¿no os libré de sus manos?
13
Pero vosotros me habéis dejado y habéis servido a dioses ajenos;
por tanto, yo no os libraré más.
14
Andad y clamad a los dioses que habéis elegido;
que ellos os libren en el tiempo de vuestra aflicción.
15
Los hijos de Israel respondieron a Jehová:
Hemos pecado;
haz con nosotros como bien te parezca.
Sólo te rogamos que nos libres en este día.
16
Quitaron, pues, de en medio de ellos los dioses ajenos y sirvieron a Jehová.
Y él se angustió a causa de la aflicción de Israel.
17
Entonces se juntaron los hijos de Amón y acamparon en Galaad;
se juntaron asimismo los hijos de Israel y acamparon en Mizpa.
18
Y los príncipes y el pueblo de Galaad se dijeron unos a otros:
«¿Quién comenzará la batalla contra los hijos de Amón? El que lo haga será el caudillo de todos los que habitan en Galaad