Territorios por conquistar

1
Josué era ya viejo, entrado en años, cuando Jehová le dijo: «Tú eres ya viejo, de edad avanzada, y queda aún mucha tierra por poseer.
2
Ésta es la tierra que queda: todos los territorios de los filisteos y de los gesureos,
3
desde Sihor, que está al oriente de Egipto, hasta el límite de Ecrón por el norte, que se considera de los cananeos;
los cinco principados de los filisteos, el gazeo, el asdodeo, el ascaloneo, el geteo y el ecroneo;
también los aveos,
4
que están al sur.
Toda la tierra de los cananeos, y Mehara, que es de los sidonios, hasta Afec y hasta los límites del amorreo;
5
la tierra de los giblitas, con todo el Líbano hacia donde sale el sol, desde Baal-gad, al pie del monte Hermón, hasta la entrada de Hamat.
6
Yo expulsaré de la presencia de los hijos de Israel a todos los que habitan en las montañas desde el Líbano hasta Misrefot-maim, y a todos los sidonios.
solamente repartirás por suertes el país a los israelitas como heredad, conforme te he mandado.
7
Reparte, pues, ahora esta tierra como heredad a las nueve tribus y a la media tribu de Manasés
8
Porque la otra media tribu de Manasés, los rubenitas y los gaditas habían recibido ya la heredad que les dio Moisés al otro lado del Jordán, al oriente, según el reparto de Moisés, siervo de Jehová:
9
desde Aroer, a orillas del arroyo Arnón, con la ciudad que está en medio del valle y toda la llanura de Medeba, hasta Dibón;
10
todas las ciudades de Sehón, rey de los amorreos, el cual reinó en Hesbón, hasta los límites de los hijos de Amón;
11
Galaad, los territorios de los gesureos y los maacateos, todo el monte Hermón y toda la tierra de Basán hasta Salca;
12
y en Basán todo el reino de Og, que reinó en Astarot y en Edrei, y era el último sobreviviente de los refaítas, pues Moisés los había derrotado y expulsado.
13
Pero a los gesureos y a los maacateos no los expulsaron los hijos de Israel, sino que Gesur y Maaca habitaron entre los israelitas hasta hoy.


Los territorios que Moisés distribuyó

14
Pero a la tribu de Leví no le dio heredad;
los sacrificios de Jehová, Dios de Israel, son su heredad, como él les había dicho.
15
Dio, pues, Moisés a la tribu de los hijos de Rubén conforme a sus familias.
16
Su territorio iba desde Aroer, que está a la orilla del arroyo Arnón, con la ciudad que está en medio del valle y toda la llanura hasta Medeba;
17
Hesbón, con todas las ciudades que están en la llanura;
Dibón, Bamot-baal, Bet-baal-meón,
18
Jahaza, Cademot, Mefaat,
19
Quiriataim, Sibma, Zaret-sahar en el monte del valle,
20
Bet-peor, las laderas de Pisga, Bet-jesimot,
21
todas las ciudades de la llanura y todo el reino de Sehón, rey de los amorreos, que reinó en Hesbón y a quien derrotó Moisés, lo mismo que a los príncipes de Madián, Evi, Requem, Zur, Hur y Reba, príncipes de Sehón que habitaban en aquella tierra.
22
También pasaron a espada los hijos de Israel, entre otras víctimas, a Balaam, el adivino, hijo de Beor.
23
Y el Jordán servía de límite al territorio de los hijos de Rubén.
Ésta fue la heredad de los hijos de Rubén conforme a sus familias, con sus ciudades y sus aldeas.
24
Dio asimismo Moisés a la tribu de Gad, a los hijos de Gad, conforme a sus familias.
25
Su territorio fue Jazer, todas las ciudades de Galaad, la mitad de la tierra de los hijos de Amón hasta Aroer, que está enfrente de Rabá,
26
y desde Hesbón hasta Ramat-mizpa y Betonim, y desde Mahanaim hasta el límite de Debir;
27
y en el valle, Bet-aram, Bet-nimra, Sucot y Zafón —el resto del reino de Sehón, rey de Hesbón—, el Jordán y su límite hasta el extremo del mar de Cineret al otro lado del Jordán, al oriente.
28
Ésta es la heredad de los hijos de Gad por sus familias, con sus ciudades y sus aldeas.
29
También dio Moisés su heredad a la media tribu de Manasés, que fue para la media tribu de los hijos de Manasés, conforme a sus familias.
30
Su territorio iba desde Mahanaim, y comprendía todo Basán, todo el reino de Og, rey de Basán, todas las aldeas de Jair que están en Basán: sesenta poblaciones.
31
La mitad de Galaad, Astarot y Edrei, ciudades del reino de Og en Basán, pasaron a la mitad de los hijos de Maquir hijo de Manasés, conforme a sus familias.
32
Esto es lo que Moisés repartió como heredad en los llanos de Moab, al otro lado del Jordán, al oriente de Jericó.
33
Pero a la tribu de Leví no le dio Moisés heredad;
Jehová, Dios de Israel, es su heredad, como él les había dicho.