1
La segunda suerte le tocó a Simeón, a la tribu de los hijos de Simeón, conforme a sus familias.
Su heredad estaba en medio de la heredad de los hijos de Judá.
2
Ellos recibieron como heredad a Beerseba, Seba, Molada,
3
Hazar-sual, Bala, Ezem,
4
Eltolad, Betul, Horma,
5
Siclag, Bet-marcabot, Hazar-susa,
6
Bet-lebaot y Saruhén: trece ciudades con sus aldeas;
7
Aín, Rimón, Eter y Asán: cuatro ciudades con sus aldeas;
8
además, todas las aldeas que estaban alrededor de estas ciudades hasta Baalat-beer, que es Ramat del Neguev.
Ésta es la heredad de la tribu de los hijos de Simeón conforme a sus familias.
9
De la suerte de los hijos de Judá fue sacada la heredad de los hijos de Simeón, por cuanto la parte de los hijos de Judá era excesiva para ellos.
Así que los hijos de Simeón recibieron su heredad en medio de la de Judá.
10
La tercera suerte tocó a los hijos de Zabulón conforme a sus familias.
El territorio de su heredad se extendió hasta Sarid;
11
su límite sube hacia el occidente hacia Marala y llega hasta Dabeset, y de allí hasta el arroyo que está delante de Jocneam.
12
Desde Sarid gira hacia el oriente, hacia donde nace el sol, hasta el límite de Quislot-tabor, sale a Daberat y sube a Jafía.
13
De allí pasa hacia el lado oriental, a Gat-hefer y a Ita-cazín, sale a Rimón y vuelve hacia Nea.
14
Luego, al norte, el límite gira hacia Hanatón y va a salir al valle de Jefte-el.
15
Abarca, además, Catat, Naalal, Simrón, Idala y Belén: doce ciudades con sus aldeas.
16
Ésta es la heredad de los hijos de Zabulón conforme a sus familias;
las ciudades con sus aldeas.
17
La cuarta suerte correspondió a Isacar, a los hijos de Isacar, conforme a sus familias.
18
En su territorio estaban Jezreel, Quesulot, Sunem,
19
Hafaraim, Sihón, Anaharat,
20
Rabit, Quisión, Abez,
21
Remet, En-ganim, En-hada y Bet-pases.
22
Este límite llega hasta Tabor, Sahazima y Bet-semes, y termina en el Jordán: dieciséis ciudades con sus aldeas.
23
Ésta es la heredad de la tribu de los hijos de Isacar conforme a sus familias;
las ciudades con sus aldeas.
24
La quinta suerte correspondió a la tribu de los hijos de Aser conforme a sus familias.
25
Su territorio abarcó Helcat, Halí, Betén, Acsaf,
26
Alamelec, Amad y Miseal;
llega hacia el occidente hasta el Carmelo y Sihor-libnat.
27
Después da vuelta hacia el oriente, hasta Bet-dagón, y llega por el norte hasta Zabulón, al valle de Jefte-el, a Bet-emec y a Neiel, y va a salir a Cabul por el norte,
28
por lo que abarca a Hebrón, Rehob, Hamón y Caná, hasta la gran Sidón.
29
De allí este límite tuerce hacia Ramá y hasta la ciudad fortificada de Tiro, gira hacia Hosa y sale al mar desde el territorio de Aczib.
30
Abarca también Uma, Afec y Rehob: veintidós ciudades con sus aldeas.
31
Ésta es la heredad de la tribu de los hijos de Aser conforme a sus familias;
las ciudades con sus aldeas.
32
La sexta suerte correspondió a los hijos de Neftalí conforme a sus familias.
33
Su territorio abarcó desde Helef, Alón-saananim, Adami-neceb y Jabneel, hasta Lacum, e iba a salir al Jordán.
34
Giraba el límite al occidente hacia Aznot-tabor;
de allí pasaba a Hucoc y llegaba hasta Zabulón al sur, al occidente lindaba con Aser, y con Judá por el Jordán hacia donde nace el sol.
35
Sus ciudades fortificadas eran Sidim, Zer, Hamat, Racat, Cineret,
36
Adama, Ramá, Hazor,
37
Cedes, Edrei, En-hazor,
38
Irón, Migdal-el, Horem, Bet-anat y Bet-semes: diecinueve ciudades con sus aldeas.
39
Ésta es la heredad de la tribu de los hijos de Neftalí conforme a sus familias;
las ciudades con sus aldeas.
40
La séptima suerte correspondió a la tribu de los hijos de Dan conforme a sus familias.
41
En el territorio de su heredad estaban Zora, Estaol, Ir-semes,
42
Saalabín, Ajalón, Jetla,
43
Elón, Timnat, Ecrón,
44
Elteque, Gibetón, Baalat,
45
Jehúd, Bene-berac, Gat-rimón,
46
Mejarcón y Racón, con el territorio que está delante de Jope.
47
Pero les faltó territorio a los hijos de Dan.
Por eso subieron los hijos de Dan a atacar a Lesem;
la tomaron y la pasaron a filo de espada.
Tomaron posesión de ella y la habitaron.
Y la llamaron Dan, por el nombre de su padre.
48
Ésta es la heredad de la tribu de los hijos de Dan conforme a sus familias;
las ciudades con sus aldeas.
49
Después que acabaron de repartir la tierra y delinear sus territorios, dieron los hijos de Israel una heredad en medio de ellos a Josué hijo de Nun.
50
Según la orden de Jehová, le dieron la ciudad que él pidió, Timnat-sera, en los montes de Efraín.
Él reedificó la ciudad y habitó en ella.
51
Éstas son las heredades que el sacerdote Eleazar, Josué hijo de Nun y los cabezas de familia entregaron por suertes en posesión a las tribus de los hijos de Israel en Silo, delante de Jehová, a la entrada del Tabernáculo de reunión.
Así acabaron de repartir la tierra.