Los sacrificios de Aarón

1
Al octavo día, Moisés llamó a Aarón, a sus hijos y a los ancianos de Israel,
2
y dijo a Aarón: «Toma de la vacada un becerro para la expiación y un carnero para el holocausto, ambos sin defecto, y ofrécelos delante de Jehová.
3
Luego hablarás a los hijos de Israel y les dirás: “Tomad un macho cabrío para la expiación, y un becerro y un cordero de un año, ambos sin defecto, para el holocausto.
4
Asimismo un buey y un carnero para el sacrificio de paz, los cuales inmolaréis delante de Jehová, y una ofrenda amasada con aceite, porque Jehová se manifestará hoy a vosotros.”»
5
Ellos llevaron delante del Tabernáculo de reunión lo que mandó Moisés;
vino toda la congregación y se puso delante de Jehová.
6
Entonces Moisés dijo: «Esto es lo que mandó Jehová;
hacedlo, y la gloria de Jehová se os manifestará
7
Después dijo Moisés a Aarón: «Acércate al altar, ofrece tu sacrificio de expiación y tu holocausto, y haz la reconciliación por ti y por el pueblo;
presenta también la ofrenda del pueblo, y haz la reconciliación por ellos, como ha mandado Jehová
8
Entonces se acercó Aarón al altar y degolló el becerro de su sacrificio de expiación.
9
Los hijos de Aarón le trajeron la sangre, y él, mojando su dedo en la sangre, untó con ella los cuernos del altar y derramó el resto de la sangre al pie del altar.
10
Luego hizo arder sobre el altar la grasa, los riñones y la grasa del hígado de la víctima de la expiación, como Jehová lo había mandado a Moisés.
11
Pero la carne y la piel las quemó al fuego fuera del campamento.
12
Degolló asimismo el holocausto, y los hijos de Aarón le presentaron la sangre, la cual él roció en el altar, por todos sus lados.
13
Después le presentaron el holocausto pieza por pieza, junto con la cabeza, y lo hizo quemar todo sobre el altar.
14
Luego de haber lavado los intestinos y las piernas, los quemó en el altar sobre el holocausto.
15
Presentó también la ofrenda del pueblo: Tomó el macho cabrío que era para la expiación del pueblo, lo degolló y lo ofreció por el pecado, como el primero.
16
Ofreció el holocausto, y lo hizo según el rito.
17
Presentó asimismo la oblación, de la que tomó un puñado y la hizo quemar sobre el altar, además del holocausto de la mañana.
18
Degolló también el buey y el carnero en sacrificio de paz por el pueblo.
Los hijos de Aarón le presentaron la sangre, la cual él roció en el altar, por todos sus lados.
19
También le presentaron las grasas del buey y del carnero, la cola, la grasa que cubre los intestinos, los riñones y la grasa del hígado,
20
y pusieron las grasas sobre los pechos.
Entonces quemó las grasas sobre el altar,
21
pero los pechos, junto con la pierna derecha, los meció Aarón, como ofrenda mecida delante de Jehová, tal como Jehová lo había mandado a Moisés.
22
Aarón alzó sus manos hacia el pueblo, y lo bendijo;
y después de hacer la expiación, el holocausto y el sacrificio de paz, descendió.
23
Luego entraron Moisés y Aarón en el Tabernáculo de reunión.
Cuando salieron, bendijeron al pueblo, y la gloria de Jehová se manifestó a todo el pueblo.
24
Salió fuego de la presencia de Jehová y consumió el holocausto con las grasas que estaban sobre el altar.
Al ver esto, todos los del pueblo alabaron y se postraron sobre sus rostros.