David lleva el cofre de Dios a Jerusalén (2 S 6.12-23)

1-3
El rey David ordenó que le construyeran varias casas en Jerusalén, y que levantaran una carpa para el cofre del pacto de Dios.
Luego, David reunió en Jerusalén a todo el pueblo de Israel, para que estuvieran presentes cuando trajeran el cofre de Dios al lugar que él le había preparado.
También ordenó lo siguiente: «Sólo los ayudantes de los sacerdotes cargarán el cofre, porque Dios los ha elegido para eso, y para que siempre se hagan cargo de los cultos».
4
Por eso, también mandó llamar a los descendientes de Aarón y a los de la tribu de Leví.
5
Ésta es la lista de los jefes y familiares que se reunieron:
Uriel, al mando de ciento veinte descendientes de Quehat.
6
Asaías, al mando de doscientos veinte descendientes de Merarí.
7
Joel, al mando de ciento treinta descendientes de Guersón.
8
Semaías, al mando de doscientos descendientes de Elisafán.
9
Eliel, al mando de ochenta descendientes de Hebrón.
10
Aminadab, al mando de ciento doce descendientes de Uziel.
11
Luego David llamó a los sacerdotes Sadoc y Abiatar, y a sus ayudantes Uriel, Asaías, Joel, Semaías, Eliel y Aminadab,
12-13
y les recordó:
«La primera vez que intentamos transportar el cofre de Dios, no le consultamos cómo hacerlo, y ustedes no lo trajeron;
por eso él nos castigó, matando a algunos de nosotros.
Ustedes son los jefes de las familias de la tribu de Leví;
celebren con sus familias la ceremonia de limpieza para que Dios les perdone los pecados, y así puedan trasladar el cofre del Dios de Israel al lugar que le he preparado».
14
Y así lo hicieron.
Llevaron a cabo la ceremonia de limpieza y transportaron el cofre,
15
llevándolo sobre los hombros con varas, tal como lo había ordenado Dios por medio de Moisés.
16
Los jefes de los ayudantes de los sacerdotes nombraron cantantes de entre su tribu, para que cantaran con alegría, acompañados de guitarras, arpas y platillos, como lo había mandado David.
17
Ésta es la lista de los descendientes de Merarí:
Hemán hijo de Joel,
Asaf hijo de Berequías,
Etán hijo de Cusaías.
18
Luego nombraron a otros parientes que trabajaban como ayudantes en el templo:
Zacarías hijo de Jaaziel,
Semiramot,
Jehiel,
Uní,
Eliab,
Benaías,
Maaseías,
Matatías,
Elifelehu,
Mecneías,
Obed-edom,
Jeiel.
Los dos últimos en la lista eran guardianes de las entradas del templo.
19
Los músicos encargados de tocar los platillos de bronce eran:
Hemán,
Asaf,
Etán.
20
Los que tocaban las guitarras eran:
Zacarías,
Aziel,
Semiramot,
Jehiel,
Uní,
Eliab,
Maaseías,
Benaías.
21
Los que tocaban las arpas y guiaban el canto eran:
Matatías,
Elifelehu,
Mecneías,
Obed-edom,
Jeiel,
Azazías.
22
Quenanías, hombre muy inteligente, y jefe de los ayudantes de los sacerdotes, era el director de la música.
23-24
Los que vigilaban la entrada de la carpa del cofre eran:
Berequías,
Elcaná,
Obed-edom,
Jehías.
Los sacerdotes encargados de tocar las trompetas delante del cofre de Dios eran:
Sebanías,
Josafat,
Natanael,
Amasai,
Zacarías,
Benaías,
Eliézer.


El cofre llega a Jerusalén

25
David y los jefes de Israel fueron a la casa de Obed-edom por el cofre del pacto de Dios, y lo trajeron a Jerusalén con gran alegría.
Los acompañaron los oficiales de su ejército.
26
Como Dios había ayudado a los encargados de transportar el cofre, ellos le presentaron como ofrenda siete toros y siete carneros.
27-29
David y todos los israelitas trajeron el cofre de Dios a Jerusalén, con cantos de alegría y música de cuernos de carnero, trompetas, platillos, arpas y guitarras.
David, los encargados del cofre, los músicos y Quenanías, director de los cantos, estaban vestidos con mantos de lino fino.
Además, David traía puesto un chaleco, y danzaba con mucha alegría.
En el momento en que entraba el cofre, Mical la hija de Saúl estaba viendo desde la ventana del palacio, y al ver lo que hacía David, sintió por él un profundo desprecio.