Los músicos del templo

1-6
David y los jefes encargados del templo apartaron a Asaf, a Hemán y a Jedutún, junto con todos sus hijos, para que se encargaran de la música de los cultos.
Estos músicos comunicaban mensajes de Dios por medio de sus cantos o acompañados por instrumentos musicales, y estaban bajo las órdenes directas del rey David.
Asaf, Hemán y Jedutún dirigían a sus hijos cuando alababan a Dios en el templo, acompañados de arpas, platillos y otros instrumentos de cuerdas.
Ésta es la lista de sus nombres:
Los hijos de Asaf:
Jacur,
José,
Netanías,
Asarela.
Los hijos de Jedutún:
Guedalías,
Serí,
Isaías,
Simí,
Hasabías,
Matatías.
Los hijos de Hemán:
Buquías,
Matanías,
Uziel,
Sebuel,
Jeremot,
Hananías,
Hananí,
Eliatá,
Guidalti,
Romamti-ézer,
Josbecasa,
Malotí,
Hotir,
Mahaziot.
Estos catorce hombres, junto con sus tres hermanas, formaban la familia de Hemán, y por eso llegó a ser muy poderoso, pues así se lo había prometido Dios.
7
Los que estaban entrenados para cantar a Dios fueron en total doscientos ochenta y ocho.
8
Éstos se turnaron, por medio de un sorteo, para prestar su servicio, sin importar que fueran adultos o jóvenes, maestros o estudiantes.
9-31
Se organizaron en grupos de doce;
cada grupo estaba compuesto por el jefe de familia, sus hijos y hermanos.
Cada grupo tenía el nombre del jefe de familia;
éste es el orden en que les tocó servir:
José,
Guedalías,
Zacur,
Isrí,
Netanías,
Buquías,
Jesarela,
Isaías,
Matanías,
Simí,
Azarel,
Hasabías,
Subael,
Matatías,
Jeremot,
Hananías,
Josbecasa,
Hananí,
Malotí,
Eliatá,
Hotir,
Guidalti,
Mahaziot,
Romamti-ézer.