Salomón hace un pacto con Hiram (2 Cr 2.1-18)

1
Hiram era el rey de Tiro, y había sido un buen amigo de David.
Por eso, cuando se enteró de que Salomón había sido elegido rey en lugar de David, envió a sus embajadores.
2
Entonces Salomón le mandó este mensaje a Hiram:
3
«Tú sabes que mi padre no pudo construir un templo para adorar a nuestro Dios, porque había estado en muchas guerras, hasta que Dios venció a sus enemigos.
4
Pero ahora, gracias a mi Dios, estamos en paz en todo el reino.
Ya no tenemos enemigos ni grandes problemas.
5
»Por eso he decidido construir un templo para adorar a mi Dios.
Él ya le había dicho a mi padre que yo sería el siguiente rey, y que edificaría un templo para adorarlo.
6
»Como ninguno de nosotros sabe trabajar la madera tan bien como la gente de tu país, te pido que mandes cortar cedros de las montañas del Líbano para construir el templo.
Mis ayudantes trabajarán con los tuyos.
Luego yo les pagaré a tus trabajadores el sueldo que tú señales».
7
Cuando Hiram escuchó el pedido de Salomón, se puso muy contento y dijo: «¡Bendito seas Dios de Israel, porque le diste a David un hijo tan sabio para gobernar esa gran nación
8
Después Hiram le mandó decir a Salomón:
«He recibido tu mensaje y estoy dispuesto a ayudarte con la madera de cedro y de pino.
9
Mis ayudantes la bajarán de las montañas hasta el mar, y la transportarán en forma de balsa hasta dondedigas.
Allí se desatarán las balsas y tú recibirás la madera.
Lo que te pido a cambio es que tú me proveas los alimentos que necesito para mi palacio».
10
Hiram le dio a Salomón toda la madera de cedro y pino que éste quiso,
11
y Salomón le proveyó a Hiram alimentos para su palacio: Cada año le entregaba cuatro millones cuatrocientos mil kilos de trigo, y cuatro mil cuatrocientos litros de aceite puro de oliva.
12
Dios cumplió su promesa y le dio mucha sabiduría a Salomón.
Hiram y Salomón hicieron un pacto, y siempre hubo paz entre ellos.


Comienza la construcción del templo (2 Cr 3.1-14)

13
El rey Salomón obligó a treinta mil hombres a trabajar en la construcción del templo.
14
Se formaron tres grupos de diez mil hombres cada uno, para trabajar por turnos.
Así, estos hombres estaban un mes en el Líbano y dos meses en sus casas.
Adoniram dirigía los trabajos forzados.
15
Salomón también tenía setenta mil hombres que cargaban los materiales de construcción, ochenta mil que trabajaban las piedras en la montaña
16
y tres mil trescientos capataces que vigilaban a los trabajadores.
17
El rey mandó sacar piedras grandes y costosas para ponerlas como base del templo.
18
Los constructores de Salomón y los de Hiram, junto con los vecinos de Guebal, prepararon la madera y las piedras para construir el templo.