Otras construcciones de Salomón

1
Salomón construyó su propio palacio, y lo terminó en trece años.
2-3
También edificó el palacio llamado «Bosque del Líbano».
Lo hizo de cuarenta y cinco metros de largo, veintidós metros y medio de ancho y trece metros y medio de alto.
Le puso un cielo raso de madera, sostenido por cuarenta y cinco vigas de cedro.
Las vigas estaban distribuidas en tres grupos de quince cada uno, y se apoyaban sobre cuatro hileras de columnas de cedro.
4-5
Salomón mandó a hacer tres hileras con tres ventanas cada una, y colocarlas una frente a la otra.
También le colocó tres puertas a ambos lados.
6
Además, Salomón construyó el Salón de las Columnas, de veintidós metros y medio de largo, y trece metros y medio de ancho.
Enfrente había otro salón con columnas y techo.
7
También edificó el Salón de la Justicia, en el que Salomón escuchaba los problemas del pueblo y decidía cómo resolverlos.
Ese salón estaba totalmente cubierto de madera de cedro.
8
El palacio en el que vivía Salomón estaba frente al Salón de la Justicia, separado por un patio.
Este salón y el palacio se parecían mucho.
Además, para la hija del rey de Egipto, que era su esposa, edificó otro palacio parecido al suyo.
9
Por dentro y por fuera, todas estas construcciones fueron hechas con piedras costosas, cortadas a la medida.
10
La base del edificio estaba construida con las mejores piedras.
Algunas medían cuatro metros y medio, y otras, tres metros con sesenta centímetros.
11
La parte superior del edificio también estaba hecha de cedro, y de piedras costosas, cortadas a la medida.
12
Alrededor del patio grande del palacio se pusieron tres hileras de esas piedras, y una hilera de vigas de cedro que servían para sostener el edificio.
Esto mismo se había hecho en el patio interior del templo y en el salón de la entrada del palacio.


Hiram realiza los trabajos de bronce (2 Cr 2.2-18; 3.15-17)

13
El rey Salomón mandó a llamar a Hiram, que vivía en la ciudad de Tiro.
14
Hiram era hijo de una viuda de la tribu de Neftalí.
Su padre era de Tiro y le había enseñado a trabajar el bronce, así que Hiram era muy hábil y capaz.
Hiram se presentó ante el rey Salomón, y realizó en sus construcciones todos los trabajos de bronce.
15
Hizo dos columnas que medían ocho metros de alto, y cinco metros y medio de circunferencia.
16-22
También preparó en bronce el adorno de la parte superior de cada columna.
Ese adorno tenía forma de lirio, y medía dos metros y veinticinco centímetros de alto.
Estaba decorado con figuras en forma de cadena.
La parte más alta y ancha del adorno de bronce tenía dos hileras de figuras en forma de manzana.
Cada hilera estaba formada por cien de esas figuras.
Cuando las columnas estuvieron terminadas, Hiram las colocó en el salón de la entrada del templo.
A la columna de la derecha la llamó Jaquín y a la de la izquierda Bóaz.


El gran tanque de agua (2 Cr 4.1-5)

23
Después Hiram fabricó un enorme tanque para el agua.
Era redondo, y de un borde al otro medía cuatro metros.
Su altura era de dos metros y veinticinco centímetros, y su circunferencia era de trece metros y medio.
24
Decoró todo el borde con dos enredaderas llenas de frutos.
Cada cuarenta y cinco centímetros había diez frutos.
25
El tanque estaba sobre doce toros de bronce.
Tres de estos toros miraban al norte, tres al sur, tres al este y tres al oeste, de modo que sus patas traseras quedaban hacia adentro.
26
Las paredes del tanque eran de ocho centímetros de grueso.
Su borde se parecía a una flor de lirio abierta.
En el tanque cabían cuarenta y cuatro mil litros de agua.


Los diez recipientes (2 Cr 4.6)

27
Hiram hizo también diez bases de bronce.
Cada base era cuadrada, de un metro y ochenta centímetros por lado.
Su altura era de un metro y treinta y cinco centímetros.
28-36
Cada lado de esas bases estaba decorado con figuras de leones, toros y querubines.
Arriba y abajo de los toros y los leones había adornos florales.
Cada lado estaba sujeto por un marco, y formaba con la base una sola pieza.
Cada base tenía cuatro ruedas de bronce.
Sus ejes también eran de bronce y estaban sujetos a la base.
En las cuatro esquinas de la base había cuatro agarraderas de bronce decoradas con adornos florales, que servían para moverla.
Estas agarraderas y la base formaban una sola pieza.
La boca para el recipiente era redonda, y tenía grabados con marcos cuadrados.
Tenía un soporte de sesenta y ocho centímetros de alto y estaba dentro de un cerco que sobresalía cuarenta y cinco centímetros.
La parte superior de la base terminaba en un borde circular de veintidós centímetros y medio de alto.
Hiram le talló alrededor querubines, leones, palmeras y guirnaldas, según el espacio que tenía.
37
Así fue como hizo las diez bases.
Todas tenían la misma forma y tamaño, pues usó el mismo molde.
38
También hizo diez recipientes de bronce.
Cada uno tenía un metro y ochenta centímetros de diámetro, y le cabían ochocientos ochenta litros de agua.
Colocó cada recipiente sobre cada una de las bases que había hecho.
39
Cinco estaban en el lado derecho del templo y cinco en el lado izquierdo.
El tanque grande lo puso en la esquina sureste del edificio.


Hiram termina sus trabajos (2 Cr 4.7-18)

40
Hiram también hizo las ollas, las palas y las vasijas.
Así terminó todo el trabajo que hizo para el templo de Dios, por encargo del rey Salomón.
41
Éstos son todos los trabajos que realizó: las dos columnas, la parte superior de cada columna, las dos decoraciones en la parte superior de las columnas,
42
y las cuatrocientas figuras de esas decoraciones.
43
También hizo las diez bases y los recipientes que iban sobre ellas,
44
el gran tanque para el agua y los doce toros que lo sostenían,
45
y las ollas, palas y vasijas.
Todo lo que Hiram hizo para el templo de Dios a pedido del rey Salomón era de bronce pulido.
46
Los utensilios de bronce los hicieron en moldes de arena, en la región del Jordán, entre Sucot y Saretán.
47
Salomón no pidió que pesaran los utensilios de bronce porque eran muchos.


Los utensilios del templo (2 Cr 4.19—5.1)

48-50
Salomón también mandó hacer todos los utensilios que había en el templo de Dios.
Los de oro puro eran:
el altar,
la mesa de los panes para Dios,
los diez candelabros del Lugar Santo,
las figuras de flores,
las lámparas,
las tenazas,
las copas,
las tijeras para cortar mechas,
las vasijas,
los cucharones,
los incensarios,
las bisagras de las puertas del Lugar Santísimo,
las bisagras de la puerta de la entrada principal del edificio.
51
De este modo se terminaron todos los trabajos que Salomón mandó a hacer para el templo de Dios.
Después llevó todos los utensilios de oro y de plata que su padre David había dedicado para Dios, y los guardó en el lugar donde estaban los tesoros del templo de Dios.