1
En realidad, no hace falta que siga escribiéndoles acerca de la ofrenda para ayudar a los cristianos en la región de Judea.
2
Ya sé que ustedes desean ayudarlos.
Por eso, con mucho orgullo les dije a los hermanos de la región de Macedonia que ustedes, los de la región de Acaya, estaban dispuestos a ayudarlos desde el año pasado.
Cuando los de Macedonia oyeron esto, la mayoría de ellos decidió ayudar.
3
Sin embargo, les envío a Tito y a los dos hermanos para que los animen a preparar todo lo necesario para la ofrenda;
así podrá verse que teníamos razón de estar orgullosos de ustedes.
4
Imagínense la vergüenza que pasaríamos nosotros, para no hablar de la que pasarían ustedes, si algunos hermanos de Macedonia me acompañaran y ustedes no tuvieran preparada la ofrenda.
¡Dónde quedaría nuestra confianza en ustedes!
5
Por eso, he creído necesario mandar a estos hermanos antes de que yo vaya a verlos.
Ellos pueden ayudarlos a juntar la ofrenda que ustedes prometieron.
Así ustedes mostrarán que dan con gusto y por amor, y no por obligación.


Demos con alegría

6
Acuérdense de esto: «El que da poco, recibe poco;
el que da mucho, recibe mucho
7
Cada uno debe dar según crea que deba hacerlo.
No tenemos que dar con tristeza ni por obligación.
¡Dios ama al que da con alegría!
8
Dios puede darles muchas cosas, a fin de que tengan todo lo necesario, y aun les sobre.
Así podrán hacer algo en favor de otros.
9
Como dice la Biblia, refiriéndose al que es generoso:
«Siempre que ayuda a los pobres,
lo hace con generosidad;
y en todo sale triunfante
10
Dios da la semilla que se siembra y el pan que nos alimenta, así que también les dará a ustedes todo lo necesario, y hará que tengan cada vez más, para que puedan ayudar a otros.
11
Los hará ricos, para que puedan dar mucho.
Así, serán más los que den gracias a Dios por el dinero que ustedes van a reunir y que nosotros vamos a llevar.
12
Porque la ayuda de ustedes no sólo servirá para que los hermanos tengan lo que necesitan, sino que también hará que ellos den gracias a Dios.
13
Esa ayuda demostrará que ustedes han confiado en la buena noticia y obedecen su mensaje.
Por eso, ellos alabarán y honrarán a Dios.
14
También orarán por ustedes con mucho cariño, porque Dios les ha mostrado su bondad.
15
¡Gracias a Dios por lo que nos ha dado! ¡Es tan valioso que no hay palabras para describirlo!