Conclusión

1
[1] El rey Asuero cobraba impuestos en todo su territorio, y hasta en las islas.
2
[2] El relato completo de todo lo que este rey hizo con su poder y su fuerza, y del alto puesto de honor que le dio a Mardoqueo, está escrito en el libro de la historia de los reyes de Media y Persia.
3
[3] Mardoqueo el judío era la autoridad más importante, después del rey Asuero.
Todos los judíos lo reconocían como un gran hombre y lo apreciaban mucho, porque él procuraba el bienestar de todos ellos y se encargaba de que todos los de su pueblo vivieran tranquilos.
4
[3a] A todo esto Mardoqueo comentó lo siguiente:
«Sólo Dios pudo haber hecho esto,
5
[3b] pues todo lo que soñé sucedió:
6
[3c] »No faltó la pequeña fuente, ni el río ni la luz, ni el sol ni el agua abundante.
La pequeña fuente que se convirtió en un río con mucha agua se refería a Ester, que se casó con el rey y se convirtió en reina.
7
[3d] Los dos dragones que vi en el sueño somos Amán y yo.
8
[3e] Las naciones son las que se unieron para destruir a los judíos.
9
[3f] La nación que a gritos le pidió ayuda a Dios, y se salvó, somos nosotros, los judíos.
»Así es, mi Dios salvó a su pueblo y lo libró de muchos males.
Hizo muchos milagros y maravillas que las naciones nunca habían visto.
10
[3g] »Dios quiso que el destino de su pueblo y el de las naciones fuera diferente.
11
[3h] Y cuando llegó el día, la hora y el momento preciso, juzgó a las naciones, y el destino de ambos se cumplió.
12
[3i] Dios se acordó de su pueblo y lo trató con justicia.
13
[3j] »Por esa razón, todos los israelitas se reunirán delante de Dios, para celebrar su liberación con gran alegría.
Ésta será una fiesta que Israel celebrará por siempre.
Lo hará todos los años, los días catorce y quince del mes de Adar».
14
[3k] Esta carta explica por qué se celebra la fiesta de Purim.
La trajeron Dositeo y su hijo Tolomeo, quienes dijeron que la carta era verdadera y había sido traducida por Lisímaco hijo de Tolomeo, el cual vivía en Jerusalén.
Dositeo decía ser sacerdote de la tribu de Leví.
Esto sucedió cuando Tolomeo y Cleopatra llevaban cuatro años de reinar en Egipto.