Perdón y bendición

1
Moisés continuó diciendo:
«Ahora saben las bendiciones que recibirán si obedecen a Dios, y las maldiciones que recibirán si no lo obedecen.
Si Dios los castiga y los envía lejos de su país, piensen en todo esto que les he dicho.
2
Si ustedes y sus hijos se arrepienten, y de nuevo deciden obedecer a Dios con toda su mente y todo su ser, y cumplen las leyes que les he dado,
3-5
Dios les tendrá compasión y los volverá a bendecir.
Los hará volver de los países a los cuales los envió.
Aun si ustedes se encuentran muy lejos, Dios los buscará y los traerá de nuevo al país que prometió a sus antepasados.
Allí prosperarán y tendrán más hijos que sus antepasados.
6
Dios hará que se olviden de hacer el mal.
Entonces ustedes y sus descendientes lo amarán y lo obedecerán con toda su mente y con todo su ser, y no por obligación.
Así podrán vivir muchos años.
7
»Dios hará que caigan maldiciones sobre los enemigos de ustedes, que con tanto odio los han perseguido.
8
Pero ustedes deberán arrepentirse y cumplir los mandamientos que hoy les he dado.
9
Si lo hacen, Dios volverá a estar contento con ustedes, y hará que les vaya bien en todo.
Tendrán muchos hijos y muchas hijas, y mucho ganado y abundantes cosechas.
Dios volverá a bendecirlos como antes lo hacía con sus antepasados.
10
Todo lo que tienen que hacer es arrepentirse de sus pecados y obedecer a Dios con toda su mente y con todo su ser.
Obedezcan todos los mandamientos que les ha dado en este libro.
11
»Estos mandamientos son fáciles de obedecer, y cualquiera puede cumplirlos.
12-13
No son difíciles de entender, ni hace falta que alguien se los explique para que puedan obedecerlos.
14
Al contrario, son tan fáciles que cualquiera puede entenderlos, y ya los tienen en la mente y en los labios.
Todos pueden meditar en ellos, y hablar de ellos y obedecerlos.
15
»Hoy deben elegir qué prefieren.
¿Quieren que les vaya bien, o quieren que les vaya mal? ¿Quieren tener vida, o prefieren la muerte?
16
Si aman a Dios y obedecen todos sus mandamientos, Dios los bendecirá.
Vivirán muchos años en el país que van a recibir, y tendrán muchos hijos.
17
Pero si son desobedientes y se van a adorar a otros dioses,
18
quiero que sepan que de seguro morirán.
No podrán quedarse en el país que ahora van a recibir al otro lado del río Jordán.
19
»El cielo y la tierra son testigos de que hoy les he dado a elegir entre la vida y la muerte, entre la bendición y la maldición.
Yo les aconsejo, a ustedes y a sus descendientes, que elijan la vida,
20
y que amen a Dios y lo obedezcan siempre.
De ustedes depende que vivan muchos años en el territorio que él prometió a Abraham, a Isaac y a Jacob, los antepasados de ustedes».