El santuario

1-2
»Para el santuario quiero que hagas diez cortinas de doce metros y medio de largo por dos de ancho, y en ellas bordarás dos querubines.
Las cortinas serán de tela de lino fino, tela morada, tela azul y tela roja, y el bordado debe ser un trabajo bien hecho.
3
»Cose las cortinas por los bordes, una sobre otra, en dos conjuntos de cinco cortinas cada uno.
4-5
Coloca los dos conjuntos de cortinas uno frente al otro.
Ponle cincuenta ojales de cordón morado en la primera cortina de uno de los dos conjuntos, y otros cincuenta ojales en la última cortina del otro conjunto.
6
Luego une los dos conjuntos de cortinas con cincuenta ganchos de oro, para que el santuario quede de una sola pieza.
7-8
»También quiero que tejas once paños de pelo de cabra para cubrir el santuario.
Cada paño debe medir trece metros y medio de largo por dos de ancho.
9-10
Con cinco de los paños haz una gran cortina, y ponle cincuenta ojales.
Con los otros seis paños, haz otra gran cortina, y ponle también cincuenta ojales.
El sexto paño se deberá doblar por la parte delantera del toldo que cubre el santuario.
11
Une luego las dos cortinas con cincuenta ganchos de bronce, para tener un toldo de una sola pieza.
12-13
Como este toldo es un metro más largo que el del santuario, dejarás que cuelgue medio metro de un lado y medio metro del otro.
Así la parte posterior quedará cubierta.
14
A este toldo lo protegerás con una cubierta de piel de carnero teñida de rojo, y sobre ella pondrás otra cubierta de piel fina.
15-25
»Las paredes del santuario las harás con madera de acacia.
Harás veinte tablas para el lado sur, veinte para el lado norte, seis para el lado oeste, es decir, para la parte posterior del santuario, y dos más para las dos esquinas de ese mismo lado.
Las dos tablas de la parte posterior quedarán unidas a la altura de la primera argolla.
Todas las tablas deben medir cuatro metros y medio de largo por sesenta y cinco centímetros de ancho, y deben quedar unidas entre sí por medio de dos ranuras.
En cada ranura pondrás una base de plata, de modo que cada tabla quedará sostenida por dos bases de plata.
26-27
»Harás también quince travesaños de madera de acacia: cinco para sostener las tablas del lado norte, cinco para sostener las tablas del lado sur, y cinco para sostener las tablas del lado oeste.
28
El travesaño central debe pasar de un lado al otro, a media altura de las tablas.
29
Recubrirás de oro cada travesaño y cada tabla, y a las tablas les pondrás argollas de oro para pasar por ellas los travesaños.
30
Haz el santuario exactamente igual al que te mostré en la montaña.


La cortina del santuario

31
»Haz también una cortina de tela morada, tela azul, tela roja y tela de lino fino.
Ordena que un artista borde en ella dos querubines.
32-34
Ponle ganchos de oro, y cuélgala de cuatro postes de madera de acacia recubiertos de oro.
Cada poste debe tener una base de plata.
»Esta cortina servirá para dividir el Lugar Santo del Lugar Santísimo.
Detrás de esta cortina estará el Lugar Santísimo, y allí pondrás el cofre del pacto con su tapa.
35
La mesa para el pan que ustedes deben ofrecerme la pondrás en el Lugar Santo.
El candelabro quedará en el lado sur, frente a la mesa.
36
»Para la entrada del santuario quiero que mandes a bordar una cortina de tela morada, tela azul, tela roja y tela de lino fino.
37
Hazle ganchos de oro y cuélgala de cinco postes de madera de acacia recubiertos de oro.
Pon los postes sobre bases de bronce.