El altar para las ofrendas quemadas

1
»También quiero que hagas un altar de madera de acacia.
Hazlo de forma cuadrada, de dos metros y veinticinco centímetros por lado, y de un metro y veinticinco centímetros de altura.
2
En cada esquina del altar debe haber un gancho en forma de cuerno.
Todo el altar debe estar recubierto de bronce y formar una sola pieza.
3
»Así mismo, quiero que hagas de bronce todos los utensilios del altar: los ceniceros, las palas, los recipientes, los tenedores y los hornillos.
4-5
Haz una reja de bronce y ponla a media altura del altar;
haz también una argolla de bronce para cada esquina de la reja,
6-7
y dos varas de madera de acacia para pasarlas por las argollas de la reja y así poder transportar el altar.
Las varas deberás recubrirlas de bronce.
8
»El altar debes hacerlo hueco y de madera, exactamente igual al que te mostré en la montaña.


El patio del santuario

9-19
»Alrededor del santuario quiero que hagas un patio cercado de cortinas.
Los costados norte y sur deben medir cuarenta y cinco metros de largo, y en cada lado debe haber veinte postes, cada uno con su base.
Los costados este y oeste deben medir veintidós metros y medio de ancho.
En el lado oeste, que es la parte posterior del santuario, debe haber diez postes, y otros seis en el lado este, tres a cada lado de la entrada.
Cada poste debe tener una base.
»Todo el patio debe quedar cercado por cortinas de lino fino, de dos metros y veinticinco centímetros de alto.
Por el frente pondrás siete metros de cortinas en cada lado de la entrada.
Luego a la entrada le pondrás nueve metros de cortinas de lino fino, y tela morada, tela azul y tela roja.
Estas cortinas deben estar bien bordadas, y sostenidas por cuatro postes con sus respectivas bases.
»Todos los postes deben tener argollas y ganchos de plata.
Las bases de los postes deben ser de bronce, así como las estacas que sostienen el santuario, la cerca del patio y todo lo que se necesita para celebrar el culto en este santuario.


El aceite para las lámparas

20-21
»Las lámparas del Lugar Santo, es decir, las que están en el santuario, frente al cofre del pacto, deberán mantenerse encendidas noche y día.
De esto se encargarán Aarón y sus descendientes, perodeberás ordenarles a los israelitas que traigan aceite puro de oliva para que las lámparas estén siempre encendidas.
Ésta es una ley que los israelitas deben cumplir siempre.