El traje del jefe de los sacerdotes

1
»De entre todos los israelitas, yo he elegido a tu hermano Aarón y a sus hijos Itamar, Nadab, Abihú y Eleazar, para que sean mis sacerdotes.
Así que ordénales que se mantengan cerca de ti.
2-8
»Quiero que mandes a hacer un traje especial para Aarón y sus hijos, pues son mis sacerdotes.
Busca a quienes les he dado grandes capacidades artísticas, para que les hagan ese traje, pues quiero que sea fino y hermoso, como corresponde a mis sacerdotes.
»El traje debe tener un chaleco, una túnica, una capa, un manto bordado, un gorro y un cinturón.
Para hacer todo esto, se usará tela morada, tela azul, tela roja y lino fino, con bordados en oro.
La túnica debe llevar dos tirantes en los extremos, y un cinturón.
9
»Los nombres de las doce tribus de Israel deben grabarse en dos piedras de ónice multicolor,
10
seis en una piedra y seis en la otra.
11-14
El joyero enmarcará en oro cada piedra y les pondrá dos cordones de oro puro, grabará los nombres como si fueran un sello, y las colocará en la túnica de Aarón sobre los hombros.
Esas piedras estarán allí para que cuando él se presente antecomo sacerdote, yo me acuerde de las doce tribus de Israel.


El chaleco del jefe de los sacerdotes

15
»El chaleco que el sacerdote Aarón usará para conocer mi voluntad, lo harás de los mismos materiales que la túnica.
16
Quiero que lo hagas cuadrado y en forma de bolsa, de veintidós centímetros por lado.
17-21
Este chaleco se adornará con doce piedras preciosas, una por cada tribu de Israel.
Colócalas en cuatro hileras, de tres piedras cada una.
Cada piedra deberá enmarcarse en oro, y en cada una se escribirá uno de los nombres de las doce tribus.
22-24
»En cada extremo superior del chaleco pondrás una argolla de oro.
Luego harás dos cadenillas de oro puro, y pondrás una cadenilla en cada argolla del chaleco.
25
Para colocar el chaleco, sujetarás las cadenillas a las piedras preciosas que están sobre los hombros de la túnica sacerdotal.
26
»Pondrás también una argolla de oro en la parte interior de cada uno de los dos extremos inferiores del chaleco, para que queden junto a la túnica.
27-28
En los tirantes de la túnica también pondrán argollas de oro, a la misma altura de las argollas inferiores del chaleco.
Las argollas del chaleco se unirán con las de la túnica con un cordón morado, para que el chaleco quede por arriba del cinturón de la túnica y no se desprenda de ella.
29-30
»Cada vez que Aarón se presente ante mí, deberá llevar puesto el chaleco, así tendrá sobre su pecho los nombres de las tribus de Israel, para que yo me acuerde de ellas siempre.
Además, deberá llevar una bolsita con el Urim y el Tumim, las dos piedritas que usará para conocer mi voluntad.


Las demás piezas del traje

31
»La capa de la túnica debe hacerse de tela morada,
32
y en el centro se le dejará un hueco para la cabeza.
Ese hueco tendrá un dobladillo, como el que tienen los chalecos de cuero, para que no se rompa.
33-34
Todo el borde de la capa llevará adornos en forma de fruta, hechos de tela morada, tela azul y tela roja.
En medio de cada adorno se pondrá una campanita de oro.
35
Así, cuando el sacerdote Aarón entre o salga del santuario para hacer su trabajo, oiré las campanitas y no le quitaré la vida.
36
»También debes hacer una placa de oro puro y grabar en ella, como si fuera un sello, las siguientes palabras: “Dedicado a Dios”.
37-38
Esa placa la atarás con un cordón morado por delante del gorro del sacerdote, de modo que siempre esté sobre la frente de Aarón.
Esa placa significa que cuando Aarón me presente las ofrendas, se hace responsable de los pecados que cometan los israelitas, y que yo los perdono y acepto sus ofrendas.
39
»El manto y el gorro de Aarón se harán de tela de lino, y los bordará un artista.


El traje de los demás sacerdotes

40
»También para los hijos de Aarón deberán hacerse mantos, cinturones y gorros, hermosos y dignos de un sacerdote.
41
Ordenarás que Aarón y sus hijos se vistan con estos trajes, y entonces les pondrás aceite sobre la cabeza para consagrarlos como mis sacerdotes.
42
»Para los sacerdotes deberás hacer calzoncillos de lino que les cubran desde la cintura hasta los muslos.
43
Esos calzoncillos los deberán usar Aarón y sus hijos cuando entren al santuario, o cuando se acerquen al altar para hacer su trabajo.
Si no los usan, serán castigados con la muerte.
Ésta es una ley que siempre deberán obedecer Aarón y sus descendientes».