1-2
Dios le contestó:
—De tal modo voy a castigar al rey de Egipto, que él mismo les pedirá que abandonen su país.
Yo soy tu Dios.
3
Tus antepasados me conocieron con el nombre de Dios todopoderoso, pero no por mi verdadero nombre, que es Yo soy.
4
Yo me comprometí a darles el país de Canaán, donde antes vivieron como extranjeros,
5
y ahora que he escuchado los gritos de dolor de los israelitas por el maltrato de los egipcios, me he acordado del compromiso que tengo con mi pueblo.
6-8
»Así que ve y diles a los israelitas que yo, su Dios, los voy a sacar de Egipto, y que los haré descansar de los trabajos tan pesados que ahora tienen que hacer.
Los llevaré al país que prometí a Abraham, a Isaac y a Jacob, y que de ahora en adelante será de ustedes.
Así sabrán que yo fui quien los libró de su esclavitud en Egipto, y serán mi pueblo y yo seré su Dios.
Pero a los egipcios los castigaré con mi gran poder.
Todo esto lo haré porque yo soy el Dios de ustedes.
9
Moisés les contó a los israelitas todo lo que Dios le había dicho, pero ellos estaban tan desanimados y con tanto trabajo que no le hicieron caso.
10
Entonces Dios le dijo a Moisés:
11
—Ve y dile al rey de Egipto que deje salir de su país a los israelitas.
12
Moisés contestó:
—Si ni siquiera los israelitas me hicieron caso, mucho menos el rey.
Además, soy muy torpe para hablar.
13
Entonces Dios les dio instrucciones precisas a Moisés y a Aarón: tenían que hablar con el rey de Egipto y con los israelitas, y también sacar de Egipto a su pueblo.


Las familias israelitas

14
Los jefes de las familias israelitas fueron los siguientes:
De las familias de la tribu de Rubén:
Hanoc,
Falú,
Hesrón,
Carmí.
15
De las familias de la tribu de Simeón:
Jemuel,
Jamín,
Óhad,
Jaquín,
Sóhar,
Saúl, hijo de una mujer de Canaán.
16-27
De las familias de la tribu de Leví:
Guersón,
Quehat,
Merarí.
De los hijos de Guersón:
Libní,
Simí.
De los hijos de Quehat:
Amram,
Ishar,
Hebrón,
Uziel.
De los hijos de Merarí:
Mahli,
Musí.
De los hijos de Amram y de Jocabed:
Aarón,
Moisés.
De los hijos de Ishar:
Coré,
Néfeg,
Zicrí.
De los hijos de Uziel:
Misael,
Elsafán,
Sitrí.
De los hijos de Aarón y de Eliseba:
Nadab,
Abihú,
Itamar,
Eleazar.
De los hijos de Coré:
Asir,
Elcaná,
Abiasaf.
Leví vivió ciento treinta y siete años.
Amram también vivió ciento treinta y siete años.
Sus hijos Aarón y Moisés son los mismos que recibieron de Dios la orden de hablar con el rey para sacar de Egipto a los israelitas.
Aarón se casó con Eliseba, que era hija de Aminadab y hermana de Nahasón.
Eleazar se casó con una de las hijas de Futiel y tuvo con ella un hijo, al que llamaron Finees.


Dios habla con Moisés en Egipto

28
Cuando Dios habló con Moisés en Egipto,
29
le dijo:
—Yo soy tu Dios.
Ve y dile al rey de Egipto todo lo que voy a decirte.
30
Pero Moisés respondió:
—El rey de Egipto no va a hacerme caso, pues soy muy torpe para hablar.