Mensaje contra los que adoran ídolos

1
Dios me dijo:
2
«Ezequiel, hombre mortal, dirige la mirada hacia las montañas de Israel, y dales de mi parte el siguiente mensaje a los que van a adorar allí:
3
“¡Ustedes, que adoran dioses falsos en las montañas de Israel, presten atención a mi mensaje! Voy a destruirlos a todos, junto con los pequeños templos donde adoran a esos dioses.
4-6
Haré pedazos los altares y los hornillos donde queman incienso;
cualquiera que se acerque a uno de esos ídolos malolientes caerá muerto allí mismo, y alrededor de su altar dispersaré sus huesos.
Destruiré por completo las ciudades;
¡destruiré todo lo que los israelitas han construido!
7
Y cuando vean caer muerta a tanta gente, reconocerán que yo soy el Dios de Israel.
8-9
”Sin embargo, yo dejaré con vida a algunos israelitas, los cuales serán llevados prisioneros a otras naciones de la tierra.
Cuando estén allá, se acordarán de mí y del castigo que les di por engañarme y adorar a los ídolos.
Entonces se darán cuenta de lo mal que se portaron, y se les revolverá el estómago al acordarse de sus actos repugnantes.
10
Entonces reconocerán que yo soy el Dios de Israel, y que siempre hablé en serio”».
11
Después, el Dios de Israel me dio esta orden:
«¡Búrlate de los israelitas, felicitándolos por su repugnante maldad! ¡Apláudeles con todas tus fuerzas! ¡Recuérdales que gracias a ellos la guerra, el hambre y las enfermedades acabarán con todo el pueblo!
12
Los que estén lejos morirán por causa de las enfermedades;
los que estén cerca morirán en la guerra, y los que aún vivan se morirán de hambre, pues descargaré mi enojo contra ellos.
13
»Los cuerpos de sus muertos quedarán tirados junto a sus ídolos malolientes.
Habrá muertos por todas partes: alrededor de los altares, en las colinas y en las montañas, y aun debajo de cualquier árbol.
Entonces reconocerán que yo soy el Dios de Israel.
14
»Mi castigo contra ellos será muy duro.
De norte a sur, y desde Riblá hasta el desierto, todo el país quedará en ruinas.
Entonces reconocerán que yo soy el Dios de Israel».