1
Dios le dio este mensaje a Isaías, y él se lo comunicó al pueblo:
«¡Miren! Dios se acerca a Egipto,
cabalgando en una nube veloz.
Ante él tiemblan los dioses de Egipto,
y el pueblo egipcio se llena de miedo.
2
»Dios dice:
Haré que los egipcios
se peleen unos con otros:
el amigo contra su amigo,
una ciudad contra otra,
un reino contra otro reino.
3
Haré que se vuelvan locos,
y que fracasen sus planes.
Entonces buscarán a los dioses,
a los brujos y adivinos,
y a los espíritus de los muertos,
y les preguntarán qué hacer.
4
”Yo haré que un rey cruel y malvado
gobierne sobre Egipto.
Yo soy el Dios todopoderoso,
y les juro que así será”.


El río Nilo se secará

5-6
»Egipto se quedará sin agua,
y se marchitarán las cañas y los juncos.
El río Nilo se quedará seco,
y sus canales despedirán mal olor.
7
Los campos sembrados a orillas del Nilo
se echarán a perder.
8
Todos los pescadores del Nilo
se pondrán tristes y llorarán.
9-10
Los que tejen lino,
los que fabrican telas
y todos los artesanos
se asustarán y no sabrán qué hacer.


Los consejeros de Egipto fallan

11
»¡Ustedes, jefes de la ciudad de Soan,
que son los consejeros más sabios de Egipto,
en realidad son unos tontos!
¿De qué le sirve al rey de Egipto
que ustedes sean hijos de sabios y de reyes?
12
»Pobre de ti, rey de Egipto;
te has quedado sin consejeros.
Nadie podrá decirte ahora
los planes que el Dios todopoderoso
tiene preparados contra tu pueblo.
13
Los jefes de Soan son unos tontos,
los jefes de Menfis se dejaron engañar
y los jefes de las provincias
hicieron que Egipto se equivocara.
14-15
Dios ha confundido a sus consejeros
porque son unos malvados.
Egipto se tambalea como borracho,
y nadie podrá ayudarlo.


Israel, Egipto y Asiria vivirán en paz

16
»Los egipcios se llenarán de miedo cuando vean que el Dios todopoderoso se prepara para castigarlos.
17
Los egipcios tendrán miedo de la gente de Judá;
con sólo acordarse de ellos se llenarán de espanto, porque los planes que el Dios todopoderoso tiene contra Egipto son terribles.
18-22
»Dios castigará a los egipcios, pero después ellos se arrepentirán de su maldad.
Entonces Dios les tendrá compasión y los perdonará.
»Cuando llegue ese momento, cinco de las ciudades de Egipto hablarán el idioma de los israelitas y jurarán ser fieles al Dios todopoderoso.
Una de esas ciudades se llamaráCiudad del Sol”.
También habrá en Egipto un altar dedicado a Dios, y cerca de su frontera se levantará un monumento en su honor.
Ese monumento servirá de señal de que en Egipto se adora al Dios todopoderoso.
Cuando los egipcios le pidan a Dios que los libere de sus enemigos, él les enviará un libertador para que los defienda y los salve.
Así, Dios hará que los egipcios lo reconozcan y obedezcan, y ellos le presentarán ofrendas y regalos;
le harán promesas y se las cumplirán.
23
»En ese tiempo habrá un camino entre Egipto y Asiria.
Los egipcios irán a Asiria, y los asirios a Egipto, y ambos pueblos adorarán a Dios.
24
Israel, Egipto y Asiria vivirán en paz.
Israel será una bendición para todos los pueblos de la tierra.
25
Y el Dios todopoderoso los bendecirá diciendo:
Bendigo a Egipto,
pues me pertenece.
Bendigo a Asiria,
pues la hice con mis manos.
Bendigo a Israel,
pues es mi pueblo escogido”».