Primera participación de Zofar

1
Al oír las palabras de Job, su amigo Zofar le dijo:
2
«¡Tantas palabras sin sentido
no pueden quedar sin respuesta!
¡Un charlatán como éste
no puede ser inocente!
3
¿Vamos a quedarnos callados
ante tantas tonterías?
¿Y acaso vas a burlarte de nosotros
sin que te respondamos?
4
aseguras estar en lo correcto,
y no haber hecho nada malo.
5
¡Cómo me gustaría ver
que Dios mismo te acusara,
6
y que te hiciera saber
los secretos de la sabiduría!
Así podrías darte cuenta
de que Dios no te ha castigado
como te mereces.
7
»¿Crees que puedes llegar a conocer
los secretos del Dios todopoderoso?
8-9
¡Nunca podrás llegar a conocerlos!
¡Son más altos que los cielos,
más profundos que el sepulcro,
más extensos que la tierra
y más anchos que la mar!
10-11
»Dios sabe quién es tonto
y quién es malvado;
lo sabe, y no los perdona.
Si Dios decide llamarte a cuentas
y meterte en la cárcel,
¿quién se lo impedirá?
12
»No es nada fácil
que el tonto llegue a ser sabio,
como tampoco es fácil
que de un burro nazca un hombre.
13
»Pero si tú amas a Dios
y le pides perdón,
14
y si tú y tu familia
dejan de hacer el mal,
15
entonces no tendrás que avergonzarte,
y podrás vivir sin ningún temor.
16
Olvidarás tus sufrimientos por completo,
y si acaso los recuerdas,
será como recordar cosas sin importancia.
17
Tendrás una vida muy feliz.
¡Tus pesadillas más horribles,
se convertirán en dulces sueños!
18-19
Vivirás en paz y protegido por Dios;
dormirás confiado y lleno de esperanza,
sin miedo a nada ni a nadie,
y muchos querrán ser tus amigos.
20
Pero los malvados no podrán escapar:
sus ojos se irán apagando,
hasta que les llegue la muerte».