Quinta respuesta de Job

1
Job respondió:
2
«Tanta palabrería de ustedes
me atormenta y me lastima;
¿Cuándo van a dejarme en paz?
3
Una y otra vez
me insultan sin compasión.
¡Debería darles vergüenza!
4
Aun cuando yo haya pecado,
eso no les afecta.
5
Lo que ustedes realmente quieren
es sentirse mejores que yo;
se aprovechan de verme humillado
para lanzarme sus ataques.
6
Pero voy a decirles algo:
es Dios quien me hizo daño,
¡es Dios quien me tendió una trampa!
7
»A gritos pido ayuda,
pero nadie me responde,
ni conoce la justicia.
8
Dios no me deja pasar,
me tiene cerrado el camino.
9
Me quitó mis riquezas;
10
me dejó como a un árbol
destrozado y sin raíces.
11
»Tan grande es su enojo contra
que me considera su enemigo;
12
me ataca como un ejército,
¡me tiene completamente rodeado!
13
»Dios ha hecho que me abandonen
mis amigos y mis hermanos;
14
también ha hecho que me olviden
mis parientes y conocidos.
15
Los que antes comían en mi mesa,
hoy me ven como a un extraño;
¡aun las jóvenes que me servían
ahora dicen que no me conocen!
16
Pido que mis esclavos me sirvan,
y ni con ruegos me atienden.
17
Tengo tan mal aliento
que nadie en la casa me aguanta.
18-19
Todos mis amigos y seres queridos
se han puesto en mi contra;
¡hasta los niños se burlan de mí!
20
La piel se me pega a los huesos;
¡estoy a un paso de la muerte!
21-22
»Amigos míos,
¡tengan lástima de mí!
Dios se ha vuelto mi enemigo,
no hagan ustedes lo mismo.
23-24
»¡Cómo quisiera que mis palabras
quedaran grabadas para siempre
en una placa de hierro!
25
Yo sé que mi Dios vive,
sé que triunfará sobre la muerte,
y me declarará inocente.
26
Cuando mi cuerpo haya sido destruido,
veré a Dios con mis propios ojos.
27
Estoy seguro de que lo veré,
¡con ansias espero el momento!
28
»Ustedes sólo piensan en perseguirme,
pues creen que soy culpable;
29
pero tengan mucho cuidado.
Dios es el juez de todos nosotros;
cuando él los juzgue,
los castigará con la muerte».