Los territorios de Efraín y Manasés

1
La frontera del territorio asignado a los descendientes de José comenzaba en el sur, a la altura de los manantiales de Jericó, cerca del río Jordán.
Luego pasaba por Jericó hacia el noroeste, atravesando el desierto y la región montañosa, hasta Betel.
2
De Betel pasaba por Atarot, donde vivían los arquitas.
3
Seguía luego hacia el oeste por la región de los jafletitas, hasta Bet-horón de abajo.
De allí iba hasta Guézer, terminando en el mar Mediterráneo.
4
Así, Efraín y Manasés, descendientes de José, recibieron lo que les correspondía.


Territorio de la tribu de Efraín

5
El territorio de la tribu de Efraín comenzaba en Atarot, seguía hacia el este hasta Bet-horón de arriba,
6
y de allí al mar Mediterráneo.
En el extremo norte estaba Micmetat, de donde la frontera seguía hacia el este hasta Taanat-siló, pasando luego por Janóah.
7
Después bajaba a Atarot y a Naará, pasaba por Jericó, y terminaba en el río Jordán.
8
Desde Tapúah la frontera iba hacia el oeste, hasta el arroyo de Caná, y terminaba en el mar Mediterráneo.
Éste fue el territorio entregado a los grupos familiares de la tribu de Efraín.
9
Recibieron, además, algunas aldeas y pueblos que quedaban dentro del territorio de Manasés.
10
Sin embargo, los de Efraín no echaron a los cananeos que vivían en Guézer, sino que los dejaron seguir viviendo allí, pero los obligaron a trabajar para ellos como esclavos.