Purificación de la mujer que da a luz

1
Dios le ordenó a Moisés
2
que les diera a los israelitas las siguientes instrucciones:
«Cuando una mujer tenga un hijo varón, será considerada impura durante siete días, como cuando tiene su período menstrual.
3
El niño será circuncidado a los ocho días de nacido,
4
pero ella deberá seguir purificándose treinta y tres días más.
Mientras dure su purificación, no deberá tocar ningún objeto que se use en el culto, ni podrá ir al santuario.
5
»Si le nace una niña, la madre será considerada impura durante dos semanas, como cuando tiene su período menstrual, y deberá seguir purificándose sesenta y seis días más.
6-7
»Tan pronto como la madre termine de purificarse por el nacimiento de su hijo o de su hija, deberá ir a la entrada del santuario.
Allí presentará al sacerdote un cordero de un año, y una paloma o una tortolita.
Entonces el sacerdote quemará el cordero en honor de Dios, y presentará la paloma o la tortolita como ofrenda para el perdón de pecados, y así la madre quedará purificada.
ȃsta es la ley para toda mujer que tenga un hijo o una hija.
8
Pero si la mujer no tiene dinero para comprar un cordero, podrá presentar como ofrenda dos palomas o dos tortolitas.
El sacerdote quemará una de ellas en honor de Dios, y la otra la presentará como ofrenda para el perdón de pecados.
Así la mujer quedará purificada