La sabiduría y sus ventajas

1
Querido jovencito,
acepta mis enseñanzas;
valora mis mandamientos.
2
Trata de ser sabio
y actúa con inteligencia.
3-4
Pide entendimiento
y busca la sabiduría
como si buscaras plata
o un tesoro escondido.
5
Así llegarás a entender
lo que es obedecer a Dios
y conocerlo de verdad.
6
Sólo Dios puede hacerte sabio;
sólo Dios puede darte conocimiento.
7
Dios ayuda y protege
a quienes son honrados
y siempre hacen lo bueno.
8
Dios cuida y protege
a quienes siempre lo obedecen
y se preocupan por el débil.
9
Sólo él te hará entender
lo que es bueno y justo,
y lo que es siempre tratar
a todos por igual.
10
La sabiduría y el conocimiento
llenarán tu vida de alegría.
11
Piensa bien antes de actuar,
y estarás bien protegido;
12
el mal no te alcanzará
ni los malvados podrán contigo.
13
Esa gente deja de hacer el bien
para sólo hacer el mal;
14
son felices haciendo lo malo
y festejando sus malas acciones.
15
¡Todo lo que hacen
es para destruir a los demás!
16-17
La sabiduría te librará
de la mujer que engaña a su esposo,
y también te engaña a ti
con sus dulces mentiras;
de esa mujer que se olvida
de su promesa ante Dios.
18
El que se mete con ella
puede darse por muerto.
19
¡El que se mete con ella
ya no vuelve a la vida!
20
Querido jovencito,
sigue por el buen camino
y haz siempre lo correcto,
21
porque sólo habitarán la tierra
y permanecerán en ella
los que siempre hagan lo bueno.
22
En cambio, esos malvados,
en los que no se puede confiar,
serán destruidos por completo.