Dios siempre nos ayuda
SALMO 124 (123)
Cántico de David para las peregrinaciones.


1
Si Dios no nos hubiera ayudado,
¿qué habría sido de nosotros?
¡Todos en Israel lo sabemos!
2
Si Dios no nos hubiera ayudado
cuando nos atacaba todo el mundo,
3
nos habrían matado a todos,
pues nuestros enemigos
estaban muy enojados con nosotros.
4
Habrían acabado con nosotros
como aguas desbordadas
que arrasan con todo a su paso,
5
como aguas turbulentas
que todo lo destruyen.
6
¡Alabemos a Dios,
que no dejó que esos malvados
nos despedazaran con sus dientes!
7
¡La trampa está hecha pedazos!
¡Hemos logrado escapar,
como los pájaros!
8
¡El creador de cielo y tierra
nos ayudó a escapar!