Dios bendice a la familia
SALMO 128 (127)
Cántico para las peregrinaciones.


1
¡Dios bendice
a todos los que lo obedecen
y siguen sus enseñanzas!
2-3
Si tú eres uno de ellos,
Dios te bendecirá mucho.
En el seno de tu hogar
comerás y disfrutarás
de lo que ganes con tu trabajo.
Tu esposa tendrá muchos hijos.
¡Parecerá un racimo de uvas!
Nunca en tu mesa faltará comida,
y tus hijos crecerán
fuertes como los olivos.
4
¡Así es como Dios bendice
a todos los que lo obedecen!
5
¡Que Dios te bendiga
desde su templo en el monte Sión!
¡Que veas prosperar a Jerusalén
todos los días de tu vida!
6
¡Que Dios te deje ver crecer
a tus hijos y a tus nietos!
¡Que haya paz en Israel!