La unidad entre hermanos
SALMO 133 (132)
Cántico de David para las peregrinaciones.


1
¡No hay nada más bello
ni más agradable
que ver a los hermanos
vivir juntos y en armonía!
2
Es tan agradable ver esto
como oler el buen perfume
de los sacerdotes,
perfume que corre
de la cabeza a los pies.
3
Es tan agradable
como la lluvia del norte
que cae en el monte Hermón
y corre a Jerusalén, en el sur.
A quienes viven así,
Dios los bendice
con una larga vida.