SALMO 43 (42)

1
Dios mío,
sabes que soy inocente,
defiéndeme de los que no te aman,
pues sólo mienten y hacen lo malo.
2
eres mi Dios y protector,
¿por qué me rechazaste?
¿Por qué debo andar triste
y perseguido por mis enemigos?
3
Que tu verdad sea nuestra luz
y nos guíe hasta tu templo,
el lugar dondevives.
4
Así me presentaré ante tu altar,
y allí te alabaré
con música de arpas,
pueseres mi Dios,
¡tú me llenas de alegría!
5
¡No hay razón
para que me inquiete!
¡No hay razón
para que me preocupe!
¡Pondré mi confianza
en Dios mi salvador!
¡Sólo a él alabaré!