Cantemos a Dios con alegría
SALMO 95 (94)


1
¡Vamos, cantemos con alegría!
¡Alabemos a nuestro Dios!
¡Él nos salva y nos protege!
2
¡Vayamos a darle gracias!
¡Cantémosle himnos de alabanza!
3
Nuestro Dios es poderoso,
¡es el rey de todos los dioses!
4
Nuestro Dios tiene en sus manos
lo más profundo de la tierra;
suyas son las montañas más altas.
5
Suyos son el mar y la tierra,
pues él mismo los creó.
6
¡Vamos, adoremos de rodillas
a nuestro Dios y creador!
7
Pertenecemos a Dios;
nosotros somos su pueblo.
Él es nuestro pastor,
y nosotros somos su rebaño;
¡estamos bajo su cuidado!
Si hoy escuchamos su voz,
8
no seamos tercos,
como cuando nos rebelamos
en el desierto, cerca de Masá.
9
Dios dice:
«En aquella ocasión,
sus antepasados me pusieron a prueba,
a pesar de que vieron lo que hice.
10
Durante cuarenta años
estuve muy enojado contra ellos,
y al fin les hice ver
que vivían en el error,
pues no obedecían mis mandamientos.
11
Por eso, ya enojado decidí:
“No voy a permitirles
entrar en la tierra prometida,
donde los habría hecho descansar”».