Dios destruirá a los enemigos de Jerusalén

1
Dios me dio este mensaje para los israelitas:
«Yo soy el Dios todopoderoso.
Yo fui quien extendió los cielos
y afirmó las bases de la tierra.
Yo soy quien dio vida
a todos los seres humanos.
2-3
»Cuando las naciones vecinas quieran atacar a Jerusalén y a las ciudades de Judá, yo las haré fracasar.
Su ataque será tan torpe que mi pueblo pensará que están borrachos.
»Cuando llegue ese día, todas las naciones se unirán para acabar con Jerusalén.
Pero yo haré que Jerusalén sea como una piedra enorme;
¡todo el que trate de moverla será aplastado por ella!
4
»Yo estaré vigilando al pueblo de Judá, así que ese día dejaré ciegos a todos los caballos de las naciones, y espantaré a sus jinetes.
5
Cuando los jefes de Judá vean esto, dirán convencidos: “¡El único Dios todopoderoso es el Dios de los que vivimos en Jerusalén! ¡Nuestro Dios es nuestra fortaleza!”
6-7
»Ese día convertiré a los jefes de Judá en fuego, y con ese fuego consumiré por completo a todas las naciones vecinas, pero a la ciudad de Jerusalén no le pasará nada.
Salvaré a las familias de Judá, pues para mí son tan importantes como la familia de David y como los que viven en Jerusalén.
Que nadie piense lo contrario.
8-9
»Yo estoy dispuesto a destruir a cualquier nación que ataque a Jerusalén.
De tal manera protegeré a sus habitantes que, ese día, los más débiles entre ellos serán tan poderosos como David;
además, los descendientes de David volverán a gobernar como si mi propio ángel los dirigiera.
10
»Yo haré que los descendientes de David oren y se pongan muy tristes al mirar al que atravesaron con una lanza.
También haré que lloren los habitantes de Jerusalén.
Y será tan grande su tristeza que llorarán como si hubieran perdido a su único hijo.
11
Ese día llorarán en Jerusalén, como cuando lloran la muerte del dios Hadad-rimón en la llanura de Meguido.
12-14
Todos en el país estarán de luto, y cada familia llorará por separado.
Llorarán hombres y mujeres entre los descendientes de David, Natán, Leví y Simí, y entre todas las demás familias.